Jueves, 25 de Mayo de 2017, 06:56 PM
Home » El mundo semanal » Buenos Aires, pizzas y librerías

Buenos Aires, pizzas y librerías

Buenos Aires, pizzas y librerías
Carlos Arias

Dicen que Buenos Aires es la ciudad de las pizzas y las librerías. 

En gran parte es así. La capital Argentina puede presumir de tener la mayor concentración de librerías en Latinoamérica. No por nada se dice que es uno de los países con más lectores en Latinoamérica.

Las pizzerías, por su parte, son el legado de los inmigrantes italianos que llegaron al país desde la segunda mitad del siglo 19 y que le dieron al país una impronta única.

Ambas le dan su toque particular a calle Corrientes, la principal avenida de la ciudad, que corre desde el corazón de la ciudad hasta la orilla del Río de la Plata, pasando por el obelisco.

Este último es el monumento que conmemora el punto exacto donde se fundó la ciudad.

Paisaje europeo

Buenos Aires es una ciudad relativamente nueva. No existen vestigios importantes de la época colonial. Esto se debe en primer lugar a que durante la colonia la ciudad no tuvo mucha importancia para la corona española, pero también porque el terreno carecía de piedra volcánica con la cual se construyeron los grandes edificios y catedrales de los Virreinatos más ricos, como la Nueva España o el Perú.

Así pues, el centro de la ciudad tiene un rostro de fines del siglo 19 e inicios del siglo 20, la época del auge económico de la ganadería y el trigo.

Domina el estilo francés de la época y el neoclásico, que contribuyen a darle su aire europeo inconfundible.

La calle Corrientes

La calle Corrientes es también el centro de los teatros y los cafés, dos de los puntos de encuentro obligados de los porteños.

Como dice el célebre verso de Jorge Luis Borges, cuando le habla a su ciudad en “Fervor de Buenos Aires”:No nos une el amor sino el espanto / Será por eso que la quiero tanto.

Similar posts