Lunes, 20 de Noviembre de 2017, 05:58 AM
Home » El mundo semanal » Cultura » Del casi olvido a símbolo nacional

Del casi olvido a símbolo nacional

 

La función principal de la trompa alpina fue la comunicación con los vaqueros de las granjas alpinas vecinas y la gente en el valle. // Foto: Especial

La función principal de la trompa alpina fue la comunicación con los vaqueros de las granjas alpinas vecinas y la gente en el valle. // Foto: Especial

La trompa alpina o alforn o en el idioma original es un componente esencial de la música folclórica alpina en Suiza a pesar de que no es un invento de ese país, pues tiene sus orígenes en Asia septentrional y fue introducida en Europa por tribus nómadas. Originalmente, la trompa era un instrumento para dar señales y comunicar a larga distancia, y solo a partir del siglo XIX se comenzó a utilizar como instrumento de viento.

Es un instrumento largo, de madera, con boquilla de copa y tubo de sección cónica con final acampanado hacia arriba. La longitud del tubo suele variar de 1,5 a 3 metros de largo y normalmente suele ser recto del todo, aunque en ocasiones puede estar arrollado como trompeta.

La trompa alpina fue documentada por primera vez en Suiza a mediados del siglo XVI por el investigador de la naturaleza Conrad Gesner.

La trompa alpina fue durante mucho tiempo un instrumento de los pastores. Servía para llamar a las vacas de los pastos al estable cuando era hora de ordeñar. Un grabado de 1754 muestra como un pastor motiva a las vacas en la subida a los pastos con los sonidos de su trompa alpina para que suban el último trayecto escarpado del camino.

Cuando, con los años, la fabricación de queso se iba trasladando desde la granja alpina hasta las lecherías en los pueblos, la trompa alpina fue empleada cada vez menos.

Cuando apenas se escuchaba en las fiestas tradicionales , el alcalde de Berna, Niklaus von Mülinen, hizo fabricar en 1820 trompas alpinas y las distribuyó entre músicos talentosos en Grisons. Si bien la trompa alpina había perdido prácticamente su función original en las montañas, comenzó a ser cada ez más popular como instrumente de música entre los oyentes – convirtiéndose así en una atracción turística y en un símbolo de Suiza.

A pesar de que la manera de usar y tocar la trompa alpina ha vivido varios cambios entre los siglos XVI y XX, la forma del instrumento de por sí no ha cambiado. La trompa alpina es aún hoy un tubo largo y cónico, curvado al final como el cuerno de una vaca.

 

 

 

Andrea Pérez

Amante del periodismo escrito y radiofónico. Egresada de la EPCSG y siempre en busca de una experiencia nueva. Twitter @andrea19perez

Similar posts