Domingo, 24 de Septiembre de 2017, 03:49 AM
Home » El mundo semanal » Francia el país de los mil quesos

Francia el país de los mil quesos

 

Francia es conocida como el país de los mil quesos.

 

 

 

Desde 2003 se ha instaurado el 29 de marzo como el Día Nacional del Queso, a expensas de la Association Fromages de Terroirs en el país europeo. En el territorio francés existe una gran variedad de quesos y de todos los tipos como de vaca, oveja, cabra, curados, semicurados, frescos, azules, etc.

 

 

 

 

 

Existen variedades distintas de queso, los quesos frescos son los hechos a base de leche cuajada ya se de vaca, cabra u oveja. Pueden ser degustados salados, pimentados, azucarados e incluso aromatizados. Por ejemplo el queso Brocciu. Este queso lo puedes encontrar en Córcega.

 

 

 

 

 

Los quesos de cabra tienen una pasta fresca y blanda, incluso algunos son salpicados de hierbas aromáticas como la pimienta o envueltos en hojas. Como ejemplo quesos como los picodons, los pélardons, los crottins, los cabécous, el cabrigan. Los lugares en dónde se fácilmente encontrar es en el Ródano Alpes, Languedoc-Rosellón, Valle del Loira, Midi-Pyrénées, Provenza-Alpes-Costa Azul.

 

 

 

 

 

 

Quesos de pasta blanda, se refiere a una pasta tierna. Estos quesos son elaborados a partir de la leche de vaca o de cabra, cruda o pasteurizada. Algunos tienen una capa llena de moho y hongos, por ejemplo el brie, el neufchatel, el camembert de Normandía, donde comúnmente se encuentran es en París, Normandía, Champaña.

 

 

 

 

 

Los quesos de pasta jaspeada son los que se caracterizan por estar llenos de manchas moradas. Estos son quesos son sembrados con esporas de hongos que más tarde desarrollan moho. Como ejemplo de este tipo de queso esta el bleu de gex, el roquefort, el bleu de causses y el bleu de Auvergne. Y los lugares dónde se producen son e Jura y Auvernia.

 

 

 

 

Otra clase son los quesos de pasta comprimida, en su elaboración son presionados después de haber sido molidos para eliminar el suero completamente. Éste tipo de quesos son fabricados a partir de la leche coagulada y muy caliente, además de que son piezas de gran tamaño y requieren de largos meses de refinamiento, como por ejemplo el queso comté, el Beaufort o el emmental, y se pueden encontrar en Aquitania, Franco Condado y Saboya.

 

 

 

 

Los quesos fundidos son elaborados por la fusión de una o varias variedades de quesos sin corteza, en trozos, raspados, molidos y mezclados con mantequilla de leche o de crema. También pueden ser aromatizados con especias o enriquecidos con nuez o jamón.

 

 

 

 

 

Entre los quesos más conocidos en Francia se encuentras los quesos Brie y el Camembert, que entran dentro de esta denominación de pasta blanda. Para muchos son de los más reputados de toda Francia. Ya que posee glamour por su textura cremosa, además ambos provienen de leche de vaca. El queso Brie surgió en el siglo XI y el Camembert, en plena Revolución Francesa en 1791.

 

 

 

 

 

En la cocina destacan por su cremosidad y su suavidad, la cual depende de su grado de curación. Los especialistas desde la culinaria, aseguran que para el Brie son múltiples, pero quizá una de las más exquisitas es su utilización en hojaldres. El Camembert, por su parte, resulta delicioso empanado o frito.

 

 

 

 

Otro queso más tradicional en Francia es el queso Emmental, denominado queso de pasta prensada y cocida. Está elaborado a base de leche de vaca y se prepara en las altas montañas, cuando los pastos están en su momento de mayor frondosidad y los animales tienen la leche más perfumada.

 

 

 

 

 

Su característica principal de este queso es su aspecto con agujeros, además de la enorme cantidad de calcio que contiene. En cuanto a su uso culinario, éste y los demás quesos de pasta prensada y cocida son utilizados para fundir y gratinar, así que son ideales para fondues, bocadillos calientes, sándwiches.

 

 

 

 

 

 

Por otra parte se encuentran los quesos de sabor fuerte, como el queso Roquefort se caracteriza por su sabor y por su aroma fuerte. Pertenece a la familia de quesos azules que se caracterizan, por el color de sus vetas interiores, así como por su textura y su sabor. La diferencia del Roquefort con los de esta clase es que se elabora con leche de oveja.

 

 

 

 

 

Es reconocido como El Rey de los Quesos y en la cocina conjuga a la perfección con multitud de alimentos. La mejor forma de degustarlo, al igual que a sus homónimos azules, puede ser untados sobre pan de pasas o como salsas de carne y pescados grasos, además son ideales en las ensaladas, en canapés y aperitivos.

 

 

 

 

 

 

 

Foto : France Travel

 

 

 

 

_______

 

Similar posts