Lunes, 16 de Octubre de 2017, 04:51 PM
Home » El mundo semanal » Gastronomía polaca

Gastronomía polaca

La cocina polaca toma influencias de la gastronomía eslava (de Rusia y sus vecinas Ucrania y Bielorrusia), alemana, turca, húngara, judía o francesa.

A grandes rasgos, se preparan platos contundentes y de sabores fuertes (sin ser picantes). Los ingredientes estan relacionados con la vida rural ya que tradicionalmente Polonia es un pueblo que trabaja la tierra. Predominan platos a base de verduras y productos de la tierra como coles, rábanos, zanahorias, remolacha, etc con los que se elaboran sopas y platos contundentes que permiten aguantar el invierno.

En verano se consume pescado fresco en la costa y en los lagos y en otońo se suele comer carne de caza y setas. Los desayunos son abundantes y consisten en pan, salchichas, huevos revueltos, café o té. El almuerzo consiste generalmente en tres platos: sopa, un plato de pescado o carne y postre.

El té y la cerveza consumida en vasos grandes son las bebidas nacionales de Polonia.