Lunes, 16 de Julio de 2018, 03:06 AM
Home » El mundo semanal » La Plaza Roja de Moscú

La Plaza Roja de Moscú

Uno de los lugares más icónicos de Rusia y el más importante es la Plaza Roja que se encuentra en Moscú y ubicada en el barrio de Kitay-Górod. Dicho lugar cuenta con una superficie de más de 23.000 m², además de que es Patrimonio de la Humanidad junto al Kremlin.

El nombre de la plaza más importante de Rusia no tiene nada que ver con referencia al comunismo que es parte importante de la historia del país, ya que el color rojo está asociado a esa ideología política y socioeconómica.

En ruso la plaza se llama Красная площадь (“Krásnaya plóshchad”), desde finales del siglo XVII, mucho antes del surgimiento del comunismo. Pero aunque la traducción literal de “krásnaya” es “rojo”, en este caso la denominación deriva de la palabra “krasnyi”, que en ruso antiguo significa hermosa.

Originalmente la zona donde está situada la plaza estaba rodeada de edificios de madera, pero fue reconstruida por Iván III de Rusia, ya que eran susceptibles a incendiarse con facilidad. Además de que en esa época la nueva plaza servía como lugar para los mercados y se llamaba “Torg Veliky”, que quiere decir Mercado Grande, más tarde se utilizo para ceremonias públicas y proclamaciones, incluso para coronar a los zares.

En 1612 los polacos fueron expulsados de Moscú, y el príncipe Dmitri Pozharsky entró en el Kremlin atravesando la plaza, en honor a ese hecho se construyó la catedral de Kazan. Y partir de 1662 se la menciona con el adjetivo de “roja” (Krásnaya en ruso), además de que tampoco se le conocía como a plaza.

Ya para 1680 queda completamente limpia de las estructuras de madera en la plaza y sus alrededores. Poco después se construyeron las puertas a los lados de la Casa de la Moneda y el departamento de policía. Durante el reinado de Catalina la Grande empezaron las mejoras en la plaza. Entre las obras destacan los puestos de piedra del mercado y la pavimentación para hacerla más transitable.

Después de la invasión de Napoleón siguieron los cambios y se erigió un monumento que simboliza la conciencia patriótica en la guerra. Tras la demolición del histórico edificio de policía se construyó un museo sobre el Imperio Ruso y nuevos edificios comenzaron a cambiar la fachada de la plaza. Si a eso le sumamos la iluminación por faroles eléctricos en 1892 y la llegada del tranvía en 1909 podemos imaginar qué diferente se veía en relación al paso del tiempo.

En la plaza se encuentran el patíbulo, el monumento a Minin y a Pozharsky, además del mundialmente famoso sepulcro del mausoleo de Lenin. En la muralla del Kremlin están sepultadas grandes figuras de la URSS y relevantes militantes comunistas como el líder Iósif Stalin, el cosmonauta Yuri Gagarin, el periodista y escritor estadounidense John Reed, algunos altos jefes militares.

En la actualidad es el lugar más visitado por los turistas, que completan el paseo de la Plaza Roja con la basílica, el Museo, la Galería Comercial, el Mausoleo de Lenin, las murallas del Kremlin y las efigies en honor a los héroes de la revolución.

Foto Pinterest