Domingo, 24 de Septiembre de 2017, 01:49 AM
Home » El mundo semanal » ¡Qué Viva España!

¡Qué Viva España!

España es una potencia mundial en turismo. Junto con Francia, son los países que más visitantes reciben anualmente, de todo el planeta tierra.

¿Qué tiene España que ofrecer, que la visitan tantos?

Bueno, la realidad es que lo tiene todo.

Para muestra basta un botón. Empecemos un recorrido  breve, para que se den cuenta de las infinitas posibilidades.

Madrid-1

Comencemos en Madrid, la capital. Es el retrato del la calidad de vida.

Una ciudad cosmopolita como una gran capital europea, con todo lo necesario, arte, gastronomía, tiendas, museos, grandes corporaciones, etc, pero que no pierde su encanto del pasado. Fue declarada capital en 1561.

Si, aunque sea en la capital, ahí no se vive para trabajar, sino que se trabaja para vivir bien, a gusto.

También es un resumen de toda España, en donde encuentras restaurantes de todas las regiones y de todo el mundo, así como muestras y museos.

Puerta del Sol es el centro de Madrid, y del País,  en donde está señalado el KM 0 de toda la red carretera de España.

Ahí, justamente, comenzamos este recorrido veloz. A unos pasos nomás, se encuentra la más carismática de todas las plazas españolas : Plaza Mayor.

plaza_mayor_madrid

Como su nombre lo indica, no sólo es grande, sino bella y majestuosa, resguardada por construcciones antiguas que recuerdan el imperio español.

Ahí, hay una enorme variedad de restaurantes  y bares de tapas para degustar la auténtica comida española.

Justo en una de las esquinas está el imperdible Casa Lucio, cuna de los famosos huevos rotos madrileños, en una antigua casona convertida es uno de los más tradicionales comederos políticos de España.

O bien a unos metros el famoso Botín, quizá el más legendario de los mesones, fundado en 1725, con una comida Castellana vasta, y el indispensable Horno de Leña. Visitarlo es casi como ir a un museo.

Tanto que visitar en Madrid, que no pueden perderse el majestuoso Palacio de Oriente. Es una visita obligada, ya que es el Palacio Real, en donde los Reyes de España reciben a los invitados distinguidos.

Tras conocerlo, nada como ir a degustar un carajillo al Café de Oriente, que se encuentra frente al Palacio y constituye una de las veladas más madrileñas que se pueda esperar.

Imperdible también el Museo de Prado. El abanico de piezas que alberga es realmente portentoso, y la calidad de estas insuperable. Lo es también el Museo Reina Sofía de Arte Contemporáneo.

A este Madrid castizo, lo acompaña su bien ganada fama de la marcha madrileña, que es el recorrido de bares por sus callejones y callejuelas por la noche, a conocer lo mejor de su dilatada vida nocturna. No olviden comer un bocadillo en cada lugar que paren, so pena de tener que acabar temprano la velada.

Yo me inclino más por los planes de teatro o gastronómicos. Para ello, nada mejor que asistir al gran Teatro Lope de Vega, en la mismísima Gran Vía, y después ir a cenar al Zalacaín, un lugar que no les decepcionará.

A la mañana siguiente, es menester ir a Toledo, una de las ciudades medievales más espectaculares del mundo.

No bien, si hace algo de frío, visitar el Escorial, a cuarenta minutos de Madrid, y probar en algún mesón el chocolate a la española. Se lo van a tener que acabar con cuchara, de los espeso y delicioso que es. Con suerte, y si es época, les cae algo de nieve y se ve espectacular.

Nuestro recorrido veloz no está completo si no tiramos para el sur y conocemos Sevilla, la capital de Andalucía, la comunidad española más grande e influenciada por la cultura árabe y mudéjar.

Plaza-España-de-Sevilla

En Sevilla, el Barrio Judío es una de sus maravillas, así como la Giralda, una de las Torres más hermosas del planeta, donde alberga el Campanario de la Catedral de Sevilla.

Desde luego, no se pueden perder el Real Alcázar y la Plaza España.

De no creerse. En verdad.

Por supuesto, que un recorrido por el norte de España observaríamos el contraste.

En el País Vasco nos encontraríamos con una identidad tan fuerte, que no sólo ha florecido el nacionalismo, sino además el independentismo.

San Sebastián es el lugar en donde hay que estar cuando uno va al País Vasco. El Casco Viejo conserva toda la esencia vasca, con sus merenderos y los mejores pintxos que se pueden encontrar en España.

Tomen en cuenta que los pintxos en el Pais Vasco son grandes, y su gastronomía está situada en una de las más completas a nivel mundial. No olviden pasar por Bilbao y visitar el Guggenheim, un símbolo de la era moderna a nivel internacional.

En nuestro veloz viaje, vayamos a Galicia, a seguir la ruta de Santiago de Compostela, capital de Galicia, que es toda una aventura. Aquí no olviden probar el bien conocido Pulpo a la Gallega, o sus más extraordinarios mariscos.

Finalicemos nuestro recorrido al vapor en Cataluña, en su capital, Barcelona.

Ahí , justo, en la cuna del Barça. De Las Ramblas. El Maremagnum, la Sagrada Familia que es una de las Catedrales más exóticas del mundo, estilo Gaudiano.

Gaudí está presente en cada paso que den en Barcelona. Es impresionante. No olviden comer ahí un fideuá, que es delicioso

 

Similar posts