Lunes, 20 de Enero de 2020, 12:07 PM
Home » Mundo » Internacional » La NASA revela descubrimientos de la sonda Parker en el Sol.

La NASA revela descubrimientos de la sonda Parker en el Sol.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), dio a conocer una serie de descubrimientos que logró la  Sonda Solar Parker en el Sol.

 

Estas primeras revelaciones se dan luego de que en agosto de 2018, la misión Sonda Solar Parker se lanzó al espacio, lo que la convirtió en la nave espacial más cercana al Sol.

 

Uno de los nuevos detalles de la exploración es la pregunta de ¿por qué la atmósfera del Sol es mucho más caliente que su superficie? Según los resultado que ha arrojado,  la superficie solar tiene una temperatura de aproximadamente 5.500 grados Celcius. Sin duda extremadamente caliente, pero que puede parecer fresca cuando se compara con la de la corona, en donde se puede llegar a los millones de grados.

 

“Es como si la temperatura de la superficie de la Tierra fuera la misma que tenemos pero la de su atmósfera fuera de muchos miles de grados. ¿Cómo puede funcionar eso?”, se pregunta el profesor Tim Horbury, coinvestigador del Parker.

 

Ante esto según las observaciones del Parker,  las partículas del viento solar parecen ser liberadas como chorros explosivos en lugar de irradiarse. Horbury describe el proceso como una “explosión” constante.

 

“Solo habiendo analizado datos de dos órbitas, estamos realmente sorprendidos por lo distinta que es la corona cuando se observa de cerca respecto a como la vemos desde la Tierra”, explicó Justin Kasper, profesor de Ciencias Espaciales e Ingeniería en la Universidad de Michigan (EE.UU.) e investigador principal del instrumento SWEAP de la sonda, que se dedica a medir el viento solar.

 

Precisaron que el viento solar parece tener dos componentes principales: uno “rápido” que viaja alrededor de 700 km por segundo, y proviene de agujeros coronales gigantes en la región polar del sol, y un viento “lento”, que viaja por debajo de los 500 km por segundo, cuyo origen es desconocido.

 

Asimismo, la sonda detectó que este viento “lento” emana de pequeños agujeros coronales que se ubican alrededor del ecuador del Sol, y que son estructuras solares que no se habían observadas previamente. Los primeros datos arrojan que estos agujeros coronales son regiones más frías y menos densas, a través de las cuales los campos magnéticos fluyen hacia el espacio, actuando como canales para que las partículas cargadas se muevan a todo lo largo.

 

Estas nueva observaciones se realizaron cuando Parker estaba a unos 24.000 kilómetros su superficie, pero en el futuro se espera que se acerque a cerca de 6.000, lo más cerca que una nave ha llegado.

 

Foto NASA

 

Similar posts