Domingo, 20 de Agosto de 2017, 12:17 PM
Home » Mundo » Internacional » Reunión Rusia – EEUU no fue nada tersa

Reunión Rusia – EEUU no fue nada tersa

Rex Tillerson, Secretario de Estado norteamericano, visitó Moscú y condujo una tensa reunión con el Canciller y la delegación rusa. 

La visita se dio en un contexto de enfrentamiento y mutua desconfianza, tras el ataque que llevó a cabo EEUU en Siria, en donde lanzó 59 Misiles Tomahawk , en represalia por el ataque químico que mató a una centena de personas en la provincia siria de de Idlib.

El Ministro Ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, acusó a EEUU de haber realizado un ataque “ilegal” sobre Siria. Upa, comenzó tensa la reunión. De hecho, se puso peor. 
El jefe de la Diplomacia rusa aseguró que a Rusia le surgen una gran cantidad de dudas sobre los conceptos “contradictorios” y “ambiguos” del Gobierno de Donald Trump. Y no sólo eso, aseguró que para Moscú era importante conocer las “intenciones reales” de los norteamericanos, soltó frente a la delegación de EEUU, y la atenta mirada de Tillerson. 
“Últimamente hemos visto acciones muy alarmantes con un ataque ilegal contra Siria. Consideramos de la máxima importancia evitar el riesgo de que se repita una acción similar en el futuro” espetó Lavrov en un tenso inicio de reunión. 

Por su parte, Rex Tillerson “aguantó vara” y le quitó peso a la tensión. 

Reconoció que Rusia y EEUU tienen “drásticas diferencias”, que han comenzado licuado la relación de ambas potencias, pero aseguró que está ahí en Moscú “en busca de una mayor comprensión “para efecto de poder reducirlas”. 

Reveló que el Canciller Lavrov y él acordaron mantener abierta la comunicación para un mayor diálogo. 

“Ambos acordamos que nuestras líneas de comunicación siempre deben permanecer abiertas”, dijo Rex Tillerson.

La buena relación que parecía existir entre ambas potencias chocó con la cruda realidad pollera que excede los planes de Putin y la inocente disposición de Donald Trump con el colmilludo Presidente de Rusia Vladimir Putin. 

Quizá a eso de refería Lavrov cuando hablo de los conceptos o ideas “contradictorias ” del gobierno de Donald Trump. 

Y claro, las “profundas diferencias” de las que hablaba Tillerson tienen un nombre y un apellido : Bashar Al Assad. 

Sinceramente mientras no salga del poder en Siria, se ve imposible zanjar la brecha de semejantes diferencias. 

Similar posts