Martes, 26 de Septiembre de 2017, 01:03 PM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Diálogo, monologo y bla, bla, bla…

Diálogo, monologo y bla, bla, bla…

El entusiasmo inicial de ciertos organismos sectoriales ante el regreso del PRI, ha caído y por primera vez en lo que va del sexenio las estadísticas económicas demuestran algo que sabemos real desde hace más de un año, y es que, la economía mexicana va mal y a la baja.

Cada día existen más advertencias por parte de otros países a sus connacionales conminándolos a no visitar México. La inversión extranjera, tan importante para Peña Nieto, comienza a retirarse poco a poco o poner en duda si conviene invertir en nuestro país.

Para colmo, el arranque del ciclo escolar ha sido secuestrado, una vez más, por ese grupo de maleantes de cuello blanco disfrazados de maestros, que representan sus propios intereses y no los de sus agremiados y mucho menos los de los niños de Oaxaca, Chiapas, Michoacán Guerrero o parte de la CDMX (Marca registrada)

La CNTE demostró su poca o, mejor dicho, su nula voluntad a dialogar con el gobierno de un presidente que desde que arribó al poder en 2012 anunció un cambio que después de casi cuatro años seguimos esperando. Un gobierno que al igual que la CNTE privilegia el monologo o el diálogo de sordos, antes que los acuerdos.

Lo que es peor en contubernio con el gobierno de Enrique Peña Nieto, su hoy apaciguado secretario de Educación Pública y los pusilánimes gobernadores de Oaxaca y Chiapas, estos maestros violan a diario la Constitución, al impedir el derecho que esta otorga a los niños para ser educados de manera gratuita. Violan la Constitución al impedir el libre tráfico de los mexicanos por sus ciudades y por su país. Pero eso a un gobierno que tiene casi cuatro años de burlar de todas formas la ley máxima del país, lo tiene sin cuidado.

Ya no es un asunto de los alcances y metas de una reforma que en un principio se planteó como un simple recurso administrativo para acabar con un grupo opositor al gobierno. Una reforma que es de suma importancia para México, tal vez sea la única necesaria en realidad, y a la que el gobierno de Peña Nieto ya renunció traicionando así al país y dejando a un lado la esperanza de poder tener un modelo educativo moderno, proactivo y capaz de romper con los círculos viciosos que promueven desde el estado, la CNTE y el servil SNTE, la pobreza y el rezago de millones de niños y jóvenes.

Es preocupante un gobierno que no sabe gobernar y al que cualquier grupo de pelagatos se le sube a las barbas. Es una demostración más de la incapacidad de Enrique Peña Nieto, sus asesores y sus secretarios de estado para gobernar y hacer valer la ley. Es un asunto de como el presidente menos popular de las últimas décadas en México prefiere hacer alianzas electorales antes que ganarse la aprobación de los mexicanos empezando por esa gran mayoría que no votamos por él.

Duele ver a México secuestrado por una serie de políticos inútiles, de chupatintas del erario. Duele ver al estado mexicano atado de manos por un grupo faccioso de mal llamados maestros. Duele ver a un México que carece de futuro pues sus niños no tienen acceso a la educación. Duele escuchar a un miembro del gabinete que ostenta la titularidad de la Secretaria de educación pública minimizar el problema.

 La mente simplista de Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto urdieron crear condiciones especiales para promover el desarrollo del suroeste en México, pero cómo es posible desarrollar a Oaxaca o a Chiapas, las zonas más pobres de país, si por otro lado pactan con los principales enemigos del desarrollo económico de la zona. ¿Cómo esperar que la zona crezca si sus niños y jóvenes están condenados a la ignorancia? ¿Cómo pedir apoyo a una zona donde se permite a una minoría estorbar y acabar con la actividad económica robando camiones de la industria privada, quemando vehículos oficiales y haciendo de las vías federales de comunicación un estacionamiento que frena la vida armonica y productiva de la región? ¿Cómo pedir el apoyo y el entendimiento a todos aquellos que se ven afectados su diario ir venir?

Agarrados de la mano de Rubén Núñez, están personajes tan nefastos como Andrés Manuel o Gerardo Fernández Noroña, enemigos de México. Grupos anarquistas con base en la CDMX de Miguel Ángel Mancera y grupos con demandas auténticas tras lustros de explotación y abandono.

La línea se ha convertido en garabato difícil de leer, entre las demostraciones de fuerza y las demandas legítimas, lo que sin duda aprovechan de mejor manera los líderes sindicales de la coordinadora, para llevar agua a sus molinos particulares. Como difícil se ha vuelto también el tratar de descifrar las intenciones del gobierno federal; entre imponer la ley, buscar los votos para los próximos dos años y hacernos creer que las reformas están funcionando, no existe claridad, ni certeza.

Ni la CNTE, ni el gobierno están abiertos al dialogo. Ambas partes han juzgado ya y determinado que sólo ellos tienen la razón. Las mesas de los monólogos intransigentes no habrán de prosperar ni en los próximos días, ni en los próximos años. Pero lo que debemos exigir el resto de los mexicanos es algo muy sencillo y puntual, el cumplimiento estricto de la ley, de la carta magna que nos rige a todos los mexicanos. Los derechos de manifestación y expresión de la CNTE no valen, ni pueden valer más que el derecho de los niños a la educación, Como no puede valer más una concertacesión, uno de los mejores términos de los demagogos políticos priistas, en la Secretaria de Gobernación o de Educación que el libre derecho de los mexicanos a transitar por el territorio nacional.

Mesas van y vienen, lo mismo sucede con secretarios de estado y gobernadores sin que el oportunismo de un grupo de zánganos sea puesto en su lugar.  Sin que se anteponga México a intereses particulares de gobernantes y grupos de presión. Solo palabras que el viento trae, se lleva y jamás han tenido un verdadero valor o sentido. Balbuceos que hacen primeras planas inocuas y pagadas. Discusión estéril, que llueve sobre mojado en la conciencia ya incrédula de los mexicanos.

Y claro que ver a México así, paralizado por su mismo indeciso e indolente gobierno, duele y enoja.

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo.

Similar posts