Lunes, 16 de Octubre de 2017, 07:47 PM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Entregar la Ciudad de México

Entregar la Ciudad de México

Entre las perversidades del actual jefe de la CDMX (Marca Registrada) se encuentra su obsesión por convertirá a la ciudad en una entidad independiente, algo que si bien era comprensible hace veinte años, hace ya mucho que resultaba obsoleto, pero lo logró y a partir de este año la CDMX (Marca Registrada) se convirtió en una entidad independiente. El siguiente paso es crear una Constitución para los habitantes de la capital.

Pero el costo y la finalidad de las estultas ideas de Miguel Ángel Mancera, es entregar nuestra ciudad al PRI. La cuarta fuerza política de la Ciudad de México, pero no sólo se trata de una claudicación del taimado Mancera, junto con él actuaron todos los miembros de un PRD que a fuerza de transas y autoritarismo supieron ganarse el desprecio de los capitalinos, quienes en las elecciones del año pasado votaron por una asamblea encabezada por Morena.

Los gobiernos perredistas empezando por Rosario Robles, otra priísta que se disfrazó en su momento de izquierdista, quien abrió las arcas de la Ciudad a su amante, el argentino Carlos Ahumada. Andrés Manuel López Obrador que saqueó la ciudad en beneficio de los automovilistas construyendo segundos pisos y permitiendo a sus hombres clave del gobierno como René Bejarano desfalcaran a empresarios, al final del día, solo han ido creando mafias, recolectando dinero y protegiendo a oscuros personajes como los antes mencionados o incluso en el caso de Mancera a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard antes de auto etiquetarse como gente de izquierda, fueron y aprendieron todas sus mañas del mas decadente y corrupto PRI. Todos ellos robaron primero bajo la bandera del revolucionario y más tarde con la bandera del PRD intentaron su purificación.

Por eso no me extraña que un personaje tan gris y tan poco valiente como Miguel Ángel Mancera que representa a un partido de izquierda que parece de centro derecha, entregue la capital del país al PRI, de una manera descarada y con el único fin de asegurar su futuro político.

Como tampoco es de extrañar que la constitución de la CDMX (Marca Registrada) cuente con un consejo de notables que incluya a vividores y arribistas de la política nacional como Porfirio Muñoz Ledo otro flamante ex priísta que se las da de intelectual, o el mismo Cuauhtémoc Cárdenas.

La Constitución de la CDMX es ante todo una burla para todos los capitalinos y después una forma más de consolidar una partidocracia dominada por el PRI. Hacer de la cuarta fuerza política en la capital, la principal fuerza a decidir sobre la constitución de la ciudad es una afrenta total a la ciudadanía. Es una burla hablar de participación ciudadana cuando se crearon candados que impidieron que un sólo ciudadano figure entre los candidatos. Una de las perversas ideas detrás de la CDMX es volver a dividirla en alcaldías con mayor burocracia, más costo y más operación política que lejos muy lejos está de hacer de la nuestra una mejor ciudad.

La opción es no formar parte de la farsa, como ciudadanos también tenemos derecho a mostrar nuestro repudio a las trapacerías del PRI, de Enrique Peña Nieto y de su pelele Miguel Ángel Mancera. Podemos mostrarnos molestos ante el intento de manipularnos para validar que la vida de nuestra ciudad este regida desde las instituciones más corruptas de nuestro país; el senado y la cámara de diputados. ¿Por qué el poder legislativo federal tiene derecho para designar asambleístas constituyentes, y no los ciudadanos de la capital a través de una consulta cudadana?

A lo largo de la infame historia del PRD, un partido que se ha encargado de pulverizar a la izquierda mexicana, de manchar de las peores formas el nombre de los ideólogos que en el siglo XX forjaron con ideas, lucha y sangre las ideas izquierdistas, que pagaron con cárcel muchos de ellos y tortura, los viejos burócratas, inconformes, rechazados, e inadaptados del PRI se han vendido cuantas veces han podido y querido a intereses particulares y de partidos totalmente ajenos a lo que han prometido.

Miguel Ángel Mancera que ha permitido, más que ningún otro de sus predecesores, a sus funcionarios hacer un botín de la Ciudad, se ha encargado de hacer, el mismo, su bolsa de favores políticos al PRI y se prepara para sumisamente entregar la CDMX (Marca Registrada)

Tanto cacareo la necesidad de la ciudad como una entidad independiente, solamente para avasallarse al PRI. Los ciudadanos de la capital. Muchos millones de ciudadanos de la capital, no queremos, no necesitamos y no sabemos que demonios es eso de la Constitución de la Ciudad que nos hará tan felices. Así estamos muy bien.

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo.

Similar posts