Domingo, 16 de Diciembre de 2018, 02:50 AM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Estulticia y fuego amigo en Morena.

Estulticia y fuego amigo en Morena.

LA TERTULIA

por Armando Enríquez

No cabe duda, a pesar de que, en su tour por lo medios de comunicación, Andrés Manuel López Obrador, intentó hacer claro su mensaje y dar certeza a los mexicanos, no parece haber resultado un éxito total y es que los peores enemigos del Presidente se encuentran al interior de su partido y sobre todo entre los ambiciosos, lambiscones y descontrolados miembros del Congreso de la Unión que representan al partido que está a punto de tomar el poder en nuestro país.

Hace unas semanas el senador Ricardo Monreal que dejó a Zacatecas y a la Delegación Cuauhtémoc, hoy alcaldía, en ruinas y llenas de narcotraficantes, el mismo personaje que se plantó ante el crew de filmación de Alfonso Cuarón en la Roma para exigir un moche ostentando su puesto y su cargo, tuvo la puntada de anunciar acciones legislativas en contra de los sistemas de comisiones de los bancos, justo un poco después de que su Jefe, Andrés Manuel López Obrador se reuniera con Ana Botín, presidenta del banco Santander, para tratar de calmar la incertidumbre mundial que tienen los mercados sobre la gestión de Andrés Manuel. El zacatecano tuvo que recular cuando las declaraciones del tabasqueño lo desmintieron, además de que hicieron claras las intenciones del Presidente Electo por tener una buena relación con la comunidad financiera nacional e internacional. Las tasas bajarán, sin duda, pero no de la forma arbitraria y poco inteligente que anunció el senador cabeza la bancada del partido en el senado, Monreal aceptó su error con tal de salir en la foto y mantenerse con esperanzas políticas para el futuro.

Después de su metida de pata, el actuar y lugar del senador ha comenzado a ser cuestionado por los cuadros cercanos al Presidente Electo, porque el protagonismo del Senador no para, eso escriben en sus columnas los que saben.

También queda de manifiesto que los legisladores desconocen la estructura del gobierno actual y su operación, el intento por crear un órgano con la capacidad de controlar a todos los medios públicos desde Gobernación, cuando este existe desde hace por lo menos 6 años en la figura del SPR pero en la Secretaria de Educación y la consecuente retirada, es el ejemplo claro, que para lo único que muchos de estos llamados legisladores están es para echar porras, cantar las mañanitas y levantar el dedo como se los pida el Presidente Electo, sin nula reflexión, y no es que eso no sea una costumbre del “independencia del poder legislativo”, pero estos tienen el cinismo de presumirse parte de una Cuarta Transformación.

Está claro que muchos de los diputados federales y locales de Morena son personas que no están preparadas para legislar, lo primero que demuestran es su ignorancia, su prepotencia y su ambición personal sobre los intereses de sus electores. Lo cual, tristemente, no es privativo de Morena y es algo que institucionalizó el PRI desde su conformación y formaba parte de la siniestra promesa de bienestar sin educación, a partir de dádivas para aferrarse al poder a partir de la corrupción.

Pero Morena y su Presidente Electo prometen una Cuarta Transformación con tintes de una regresión a los peores tiempos del poder priísta y así parecen entenderlo no en el poder legislativo, sino alguno de los futuros secretarios también; el claro ejemplo es Javier Jiménez Espriu, clásico agachón ante los poderes fácticos y la voz de su jefe, y prepotente frente a los ciudadanos como lo ha demostrado en estos meses.

Lo que enseña donde están los peores enemigos de AMLO y no porque lo quieran traicionar, sino porque son lo demasiado estultos para darse cuenta de que actúan de una manera que ha lastimado, la llamada Cuarta Transformación antes de que esta inicie, así como la credibilidad del presidente.

A toda la suma de errores y pifias de colaboradores cercanos al Presidente Electo y legisladores, se suma la barbaridad que un hombre como Félix Salgado Macedonio, Senador de Morena quien, desconociendo el pacto federal, amenazó a los gobernadores que se opongan al Presidente electo y su plan de generar a los super delegados con destituirlos de su cargo al declarar la desaparición de poderes de los estados opositores a la visión presidencial.

Hay que recordar que este hombre es el mismo al que alguna vez captaron las cámaras de televisión, borracho en una motocicleta en la colonia Condesa, que produjo y protagonizó en 2001 una película sobre su vida y lo más importante que fue incapaz de gobernar una ciudad como Acapulco. El hoy flamante senador de Morena sólo demuestra su prepotencia y revanchismo político.

No se cuanto se pueda poner en peligro la estabilidad del país por una declaración tan poco pensada por parte del senador guerrerense, pero es claro que los estados más obstinados podrían crear una enorme crisis en el gobierno que aun no comienza si una disputa así de importante.

Hoy se trata de doce gobernadores panistas, pero al menos el gobernador electo de Jalisco y miembro del Movimiento Ciudadano se podría unir a los opositores, algunos gobernadores priistas deben estar a disgusto con esta idea.

Yo creo que lo sensato es sentar a los involucrados en esto y dirimir diferencias. Podría llegar a suceder que más de la mitad de los gobernadores del país se enfrenten al Presidente Andrés Manuel por las poco pensadas declaraciones de un hombre como Félix Salgado Macedonio.

Es patético que un hombre como Macedonio Salgado quien ha formado parte del Congreso de la Unión desconozca que México es una república federal conformada por 33 estados soberanos. Qué el senador no conozca ni siquiera la carta magna y el funcionamiento del Estado Mexicano, deberían ser razones suficientes para retirarlo de su escaño.

Tres meses han sido suficientes para darse cuenta del tipo de desorganización que reina en Morena, Un Presidente Electo que gobierna apoyado en contradecirse, una presidenta del partido que ha sido rebasada en más de una ocasión por los miembros de la bancada del partido que comanda y una serie acciones individuales que denotan la ambición y protagonismo egoísta de senadores y diputados que dejan mucho que decir del liderazgo al interior de Morena.

Incluso los que se creen viejos lobos de la arena política, y lo de viejos es cierto, como Porfirio Muñoz Ledo y Manuel Barttlet Díaz sólo hacen ver mal al Presidente Electo por declarar como lo hacen.

López Obrador decidió rodearse de lo peor de lo peor para intentar gobernar el país y seremos más estultos todos si les permitimos a estos mal llamados políticos de cuarta intentar imponernos su Chafa Transformación.

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo

Similar posts