Lunes, 16 de Julio de 2018, 03:30 AM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Imágenes de Dos Mundos dislocados

Imágenes de Dos Mundos dislocados

Existen dos imágenes que han dado la vuelta al mundo en la última semana y dan una clara idea de lo que está sucediendo en el mundo. La primera es la famosa foto de Trump frente a los líderes del G7. La otra es la actitud de Vladimir Putin al dar la mano al futuro jeque de Arabia Saudita al momento del primer gol de la selección de Rusia frente a la de Arabia Saudita.

Ningún presidente del mundo es más inseguro el día de hoy que Donald Trump, su bravuconería y la de sus colaboradores quienes de una manera déspota intentan enfrentar a otros presidentes, miembros de gabinetes, periodistas y voces ciudadanas evidencia esa inseguridad, así como una falta total de argumentar.

La imagen lo dice todo un hombre necio y arrogante confrontando a sus aliados. Separados por una mesa que aísla aún más al norteamericano. Curiosamente tras ese desplante de autoridad, Trump se mostró servil frente a su enemigo Kim Jong Un, firmando un acuerdo del que los detalles se desconocen y de lo que se conoce parece que Trump cedió más de lo que consiguió a cambio.

Por un lado, este hombre, al que nos gusta menospreciar al llamarlo idiota, se enfrenta a aquellos que a o largo de más de un siglo han sido los aliados naturales de Estados Unidos, mientras se congratula con quien hasta hace poco era el enemigo a vencer.

Pero esto es normal en Donald Trump, un hombre que prefiere tener como aliado a Vladimir Putin en lugar de sus aliados históricos; Angela Merkel, Theresa May y Emmanuel Macron y por lo visto también prefiere tener de aliado a Kim Jong Un. ¿Acaso lo que está consiguiendo Trump son socios económicos para él y nada para el bienestar de los norteamericanos? Su postura en cuestión de aranceles habla de una pobre decisión que afectará directamente a Estados Unidos. La pregunta es ¿Sí esta postura afecta a los intereses personales y de inversión del presidente de Estados Unidos y de sus amigos?

La fotografía no puede ser más clara Trump ha decidido levantar un muro frente a sus otrora aliados y aunque se trate de una simple mesa la que media entre Trump y los otros 6 miembros del G7 la distancia parece insalvable. Hoy Europa se plantea asumir el liderazgo mundial olvidando a un hombre que es más cercano a Hitler que cualquier otro líder totalitario del mundo. Su manera de amenazar al primer ministro de Japón Shinzo Abe diciéndole que sí le enviara 25 millones de mexicanos el japonés renunciaría, solo demuestra el nivel de estupidez del personaje.

Cuando Trump haya terminado de gobernar a su país los saldos que habrá de enfrentar Estados Unidos y sus ciudadanos serán similares a los que enfrentaron los alemanes tras la II Guerra Mundial y además Trump tendrá que responder al resto del mundo por crímenes de lesa humanidad, como lo es el hecho de separar a padres e hijos migrantes y lo peor es que muchos de los niños no aparecen. lo que convierte a Trump y a Jeff Sessions, Fiscal General de Estados Unidos en los émulos más siniestro de los Nazis desde el fin de la II Guerra Mundial. Tanto si los niños están muertos como si sólo han servido para oscuras intenciones y negocios de un cretino como Trump y su Procurador General, quien como otros genocidas de la historia se escuda en la Biblia tergiversando sus palabras, llegará el momento en que habrán de responder frente a la comunidad internacional por esto.

Mientras en el otro lado del mundo con una cara de “cuanto lo siento” y levantando los hombros a manera así es el futbol y sólo es futbol, Vladimir Putin, a su lado se encuentra el presidente de la FIFA Gianni Infantino quien sirve de puente entre el presidente de la Federación Rusa y Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudita y actual ministro de defensa. Después del gesto Putín extiende el brazo sobre Infantino y estrecha la mano del árabe y tras el gesto sonríe por la alegría del gol de su país. Putin cínico y calculador conoce la diplomacia y sabe como tratar con los diferentes mandatarios del mundo. Como buen ex KGB sabe encontrar los puntos débiles de sus invitados, amigos y enemigos, y como explotarlos, como queda evidenciado en la famosa anécdota del perro con el que intentó intimidar a Angela Merkel en una de las primeras reuniones con la canciller alemana en la casa de campo del mandatario ruso.

A estas alturas más alla de una noche de juerga con prostitutas en hotel de Moscú y ciertas conductas sexuales, que podrían algunos llamar aberrantes, no se sabe que más tiene el presidente ruso para presionar a Trump, quien no ha dejado de actuar como el mejor vocero y promotor de Putin, en una conducta que haría al paranoico y nefasto Senador McCarthy de los años cincuenta citar a Trump ante el comité de actividades anti-americanas.  Salman como Putin y como Kim Jong Un representan la cara de un mundo sin más ley que su palabra, mismo mundo que anhelan Trump, Pence, Sessions y todos los que han respaldado al gorila blanco que se sienta en el Salón Oval de la Casa Blanca.

La imagen de Putin muestra a un hombre capaz de explorar la diplomacia, no siempre de la mejor manera y mientras intenta sonreír al dar por inaugurada la Copa Mundial de Futbol, y mostrar una Rusia moderna y poderosa, a pesar de la represión que se vive en el país. De su apretón de manos con Mohammed Bin Salman y la celebración modesta frente al público del mundo. Putín un líder que no tiene fecha para dejar la presidencia en Rusia se muestra inteligente. Populista, demagogo, pero ante todo la cara de una Rusia moderna y capaz de dialogar con el mundo entero, a diferencia de las rabietas de Trump.

La gran diferencia entre Trump y Putín no radica en la manera en que ven el poder político como una simple extensión de su crecimiento económico y empresarial, en eso parecen ser iguales. La diferencia radica en la astucia e inteligencia del primero y la estulticia e irracionalidad del segundo.

Las dos imágenes resultan perturbadoras y preocupantes por donde quiera que se les vea.

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo

Similar posts