Sabado, 21 de Septiembre de 2019, 06:21 PM
Home » Opinión » Armando Enríquez » La batalla de géneros y la apatía de la Jefa de Gobierno.

La batalla de géneros y la apatía de la Jefa de Gobierno.

LA TERTULIA

Por Armando Enríquez

Tras los acontecimientos de la semana pasada en materia de manifestaciones de mujeres reclamando la acción efectiva y la justicia de un gobierno de izquierda encabezado por una mujer y la respuesta despectiva de algunas cabezas de dependencias del gobierno capitalino junto con la complacencia final de la misma Jefa de Gobierno de la ciudad, al olvidar cómo lo hace el presidente de la República que una de las prerrogativas del Estado es el uso de la fuerza para proteger a la población y obligar a la preservación de la paz y el orden.

Nada es más estúpido que menospreciar las protestas de la mujeres en una ciudad que es cada día menos vivible para una mujer, donde se abusa sexualmente de ellas, se les acosa y lo peor de todo se les mata con toda la impunidad que puede permitir el estado, al mantener los ojos cerrados ante todos estos crímenes de género, mientras que por otro lado de una manera que tiene que ver únicamente con lo políticamente correcto y no con el origen de los crímenes, en calificar todo acto en el que una mujer se vea involucrada como un crimen de género o un feminicidio. Nada más estúpido que hacerse de la vista gorda porque las personas que cometen un acto criminal son mujeres. Nada más estúpido que permitir las protestas en contra de la discriminación se conviertan en agresiones gratuitas y al azar en contra del género contrario. Las tres acciones las realizó la jefa de gobierno a lo largo de una semana, sin poder realmente dejar en claro, cual es la posición de su gobierno y lo único que puedo imaginar es que todas sus decisiones se contradicen porque la orden final llega desde Palacio Nacional y Claudia Scheinbaum carece del poder de gobernar a la CDMX.

No se puede permitir que un grupo de choque enviado por miembros de un partido político adversario o dentro de Morena mismo boicoteen una manifestación que tiene toda la razón de existir, que debe ser lo suficientemente dura y clara con las autoridades, porque el papel de Claudía Scheinbaum es cada día más vergonzante, pero el de la Procuradora General de la Ciudad de México es una verdadera burla a la ciudadanía, pero sobre todo para todas las mujeres que son atacadas, acosadas, violadas, secuestradas, víctimas de trata y asesinadas a diario en la capital de la República.

Lo que no se puede permitir es que la validez y la necesidad de respuestas y acciones para prevenir estos crímenes sea banalizada por un discurso que ya conocemos de las autoridades. Es importante que Ernestina Godoy y la pasiva asamblea de la ciudad se pongan a trabajar y no a quejarse. Que asuman sus responsabilidades y se hagan cargo de sus obligaciones. La Jefa de gobierno no puede limitarse a decir que los únicos que tienen derechos a no ser agredidos son los periodistas, ¿Acaso fueron sólo los periodistas los que votaron por ella? Estos políticos de cuarta que tenemos ahora en México no entienden que gobiernan para todos los mexicanos, aunque una minoría no hayamos votado por ellos, pero la actitud de Claudia Scheinbaum es aún peor que la del presidente. Para esta mujer todo se justifica; atacar a los medios de transporte público donde se transporta gran parte de la ciudadanía de la capital, destruir los monumentos que identifican a la CDMX, atacar a la ciudadanía al azar únicamente por su sexo. Para la Jefa de Gobierno que sólo sabe obedecer la mano del mano que le da palmaditas en la espada y ya sabemos el desprecio y el poco conocimiento o el conocimiento maniqueo que tiene de la historia el presidente, ahora puede salir con que El Ángel son sólo piedras porfiristas y lo agredidos son fífís que camina por Reforma.

Como es la costumbre de las tribus del PRD ahora en Morena ninguna de las vándalas y vándalos será penalizados, ni siquiera serán molestados, mientras que, ante los ciudadanos, las demandas de las mujeres serán minimizadas por el escándalo creado por los intereses de alguien más o del mismo gobierno “que se siente agredido” y amplificado por los medios de comunicación que aman este tipo de cosas. La causa valida y original será despreciada.

Pero esa prerrogativa del uso de la fuerza no se utilizará por este gobierno tampoco y los revoltosos, pagados por políticos ventajosos y creadores de caos, como los imbéciles que fueron contratados hace unos años para apedrear a Cuauhtémoc Cárdenas y que salió de esa misma “izquierda” que dice apoyarlo. Estos creadores del caos pueden estar tranquilos y creando más desastres. Al final es el mismo modelo de los porros y halcones del PRI de hace 50 años.

La Jefa de Gobierno debe demostrar que realmente es la cabeza del gobierno de esta, nuestra ciudad, que con cada día que pasa se le escapa más de las manos. Y en este asunto de género, la Jefa de Gobierno debería tener más empatía y solidaridad con esas mujeres que frustradas por la falta de respuesta y acción de los anteriores gobiernos y de los ocho meses de ella también, destruyeron los vidrios de una dependencia dirigida por otra mujer, a la que la oficina de procuradora le ha resultado muy grande, que sólo nos ha mostrado ser incompetente y que no está a la altura de las mujeres de la ciudad a las que está obligada a defender, no a acusar.  

 

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo.

Similar posts