Domingo, 24 de Septiembre de 2017, 03:45 AM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Las disculpas de Mancera

Las disculpas de Mancera

Que patéticas son las declaraciones del Jefe de gobierno de la CDMX (Marca Registrada) pidiendo disculpas por las medidas tomadas frente a los altos índices de contaminación en el aire de la capital del país.

Que patético su discurso y su actitud, cuando el culpable de esta situación es directa e indirectamente él; Miguel Ángel Mancera jefe de gobierno de la CDMX (Marca Registrada).

Qué la ciudad se haya detenido, qué más del treinta por ciento del parque vehicular no pudiera circular afectando de manera directa a millones de ciudadanos, algunos que compraron automóviles nuevos esperando que el gobierno hiciera su parte en el combate en contra de la contaminación, otros tantos que entraron y son parte del circulo de corrupción que tanto satisface a los funcionarios de Mancera.

Qué triste que el hombre por el que votamos para dirigir la ciudad, carezca de los pantalones para dictar las acciones que se han de seguir en la CDMX (Marca Registrada) y se someta a una Comisión de la Megalópolis y a un priísta como Martín Gutiérrez Lacayo coordinador de dicha comisión, a quien los medios y el mismo se pintan como virrey de un nuevo territorio que se extiende por los estados de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y CDMX (Marca Registrada).

Miguel Ángel Mancera ha demostrado a lo largo de estos tres años ser un hombre tibio y taimado, listo para dejarse manipular y mangonear por las tribus del PRD y por el gobierno Federal, con el que, a diferencia de sus antecesores, Mancera ha actuado como un aliado, nombrado a priístas dentro de su gobierno, cuando el PRI es una fuerza menor en la capital del país. Sin embargo, el Jefe de Gobierno no ha sido justo con otras fuerzas políticas importantes de la capital, ni Morena, la primera fuerza política de la ciudad, ni el PAN, parecen existir para el jefe de gobierno.

Hoy lastimeramente extiende la mano a la Secretaria de Hacienda creyendo que va a cobrar esos favores y alianzas, simplemente para llevarse un palmo de narices. La CDMX (Marca Registrada) cambió de nombre porque así se lo propuso el jefe de gobierno. Pero de la misma manera Mancera se ha hecho de la vista gorda con la corrupción en las diferentes secretarias de su administración y es en parte esta corrupción la que nos llevó a la crisis que acabamos de vivir.

En tres años de gobierno Mancera solo se ha dedicado a perseguir a sus antecesores políticos por corruptelas sin ser capaz de poner el dedo en las Secretarias de Movilidad y de Desarrollo Urbano y vivienda en las que la corrupción es galopante.

Porque no se atreve a tomar acciones en contra de sus cuadrillas de tala árboles que a lo largo del año y a diestra y siniestra destrozan a los pocos árboles que existen en la ciudad. Porque le tiembla la mano y las declaraciones en contra de los dueños del servicio de transporte público concesionado y sus vetustas unidades que a lo largo de al menos dos décadas de servicio se han pagado más de cinco veces y que son incapaces de comprar nuevas unidades.

Mancera tiene una responsabilidad frente a los habitantes de la ciudad, una que no ha sabido cumplir en muchos frentes y sordo y ciego a las manifestaciones de sus gobernados sigue pensando que está haciendo las cosas bien. En otros países los diferentes fracasos que ha tenido el jefe de gobierno ya lo hubieran llevado a tener un poco de dignidad y renunciar a su cargo.

Punto y aparte del pobre desempeño del jefe de gobierno de la capital, la voracidad y declaraciones de algunos ante la emergencia es vergonzante; por un lado, las declaraciones del presidente de CONCAMIN Manuel Vega Herrera acerca de alzas de precios por el doble no circula y de la excepción de sus contaminantes vehículos del programa hoy no circula, debería obligar a los gobiernos local y federal a poner en orden a estos buitres disfrazados de empresarios comenzando por el presidente de la CONCAMIN y requisar sus vehículos, al primer intento de subir precios. Por otro lado Uber que se aprovechó de una situación de crisis para apelar a lo que ellos quieren llamar ley de la oferta y la demanda.

¿No sería momento que el gobierno aumente los sueldos de manera importante y congele los precios?  Hay que recordar que esto fue lo que reactivó la economía brasileña con la llegada de Lula. Frente a las amenazas y abusos las autoridades deberían de poner en su lugar e investigar a este tipo de personajes y empresas que desde hace décadas se comportan como verdaderos carroñeros porque los gobiernos se los han permitido.

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo

Similar posts