Domingo, 19 de Noviembre de 2017, 06:19 PM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Los indigentes de Mancera

Los indigentes de Mancera

LA TERTULIA

por Armando Enríquez
Domingo, once de la mañana en avenida Insurgentes Sur frente a la entrada del edificio donde se encuentran las oficinas del CONACYT un hombre se acerca a la estatua del fundador del consejo y sin el menor pudor orina en plena vía pública. Va mal vestido y con el cabello hirsuto.

Nueve de la mañana de cualquier día de la semana en Avenida Juarez, los turistas que comienzan a pasear por el Centro Histórico de la CDMX observan como de las bancas de metal comienzan a emerger de entre pestilentes cobijas y cajas de cartón hombres y mujeres aún más hediondos.

Las escenas de indigentes o “población callejera”, otrora “ciudadanos en situación de calle” o como los eufemismos de la izquierda o de los políticos capitalinos decidan llamarlos se repiten a diario en las calles de la CDMX (Marca Registrada) llenando de dudas al ciudadano común acerca de las acciones del gobierno de la capital del país para ayudar y dar respuesta a estos habitantes de la ciudad.

A lo largo de los casi cinco años de gobierno de Miguel Ángel Mancera, un hombre sin partido político pero que ganó las elecciones de 2012 cobijado por la bandera del PRD, un partido de izquierda ha carecido de políticas sociales y programas de gobierno para los indigentes.

En cinco años, la corrupción con las constructoras, el transporte público concesionado, las telefónicas como Axtel y Total Play que los fines de semana talan ramas de árboles en las calles de Benito Juárez sin que nadie los sancione, para llenar de cables las calles y los postes de la zona donde se construyen nuevos edificios son los puntos en que se ha centrado el gobierno y no precisamente para resolverlos. A los ciudadanos nos queda la impresión qué ni el PRD de la Capital a través de la Asamblea Legislativa, ni los delegados y mucho menos el Jefe de Gobierno saben o entienden que es la Izquierda políticamente hablando.

En los últimos cinco años, no se ha implementado un solo programa social y tal es el caso del cada día mayor número de indigentes que pululan por las calles de la CDMX (Marca Registrada). Lo que es peor el sitio web de la Secretaría de Desarrollo Social de la CDMX presenta un PDF de tres tristes hojas, con lo que llama preliminares del censo de poblaciones callejeras. También dedica espacio a hablar de estas “poblaciones callejeras” y los derechos que tienen, pero no dice nada de las obligaciones que el gobierno tiene para brindarles una mejor condición de vida. No debemos olvidar que muchas de estas personas sufren de sus facultades mentales, otros sufren de abusos tanto de la población como de las autoridades mismas, otros son abandonados por ser una carga para la familia y habrá que ver cuantos más se han sumado a este grupo de la población víctimas de los sismos del pasado mes de septiembre.

De acuerdo con este censo-encuesta realizada por la SDS, en la Ciudad de México con más de ocho millones de habitantes existen 6754 capitalinos que conforman la población callejera de la CDMX (Marca Registrada), cifra que suena ridícula conforme a todos los indigentes que se pueden observar a lo largo de las colonias y calles de nuestra ciudad. De acuerdo con los datos preliminares que se presentan en el sitio de la secretaria la Delegación Cuauhtémoc es la que presenta una población mayor de población callejera con 1303 seres humanos y seguida por Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza y las que menos pobladores que viven en las calles son Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Tláhuac y Milpa Alta con menos de 10 personas cada una.

Otros datos relevantes de acuerdo con el censo-encuesta de la Secretaría de Desarrollo Social: solo 12.73% de la población callejera son mujeres, 1,9% son niños y 3.74% son adultos de la tercera edad. 38.6% no son originarias de la CDMX y 4,354 de ellas viven la calle, el resto vive en albergues públicos o privados.

Es muy fácil hablar y escribir de manera irresponsable acerca de los derechos de los indigentes y algo muy diferente atacar el problema de manera directa, o tratar de dar opciones de vida digna al interior de instituciones o albergues de la ciudad realmente especializados en esta población. Pero ese sector de la población por razones obvias; no significa votos, ni dinero para el ambicioso Miguel Ángel Mancera y sus funcionarios de “Izquierda”, no es relevante. Lo mismo que ha sucedido con las víctimas de los sismos de septiembre en Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa y que no son tan importantes como las zonas de desarrollo de vivienda y negocios en Cuauhtémoc, Benito Juárez o Tlalpan.

Sí la izquierda que gobierna la CDMX (Marca Registrada), se olvida de los olvidados. ¿Qué podemos esperar de los gobiernos de centro y derecha más interesados en cubrir las espaldas de sus corruptos militantes?
 

Armando Enríquez Vázquez
@cernicalo

Similar posts