Martes, 22 de Agosto de 2017, 09:46 AM
Home » Opinión » Armando Enríquez » Reforma y contrarreforma

Reforma y contrarreforma

Foto: Especial

Foto: Especial

La decisión de la Secretaría de Educación Pública de echar para atrás la evaluación de maestros, es un descalabró más a la estrategia política del gobierno federal. El transar con las más posiciones más retrogradas del país en lo que parece ser un tema electoral, es demostrar una vez más que a Enrique Peña Nieto, su gabinete, partidos y empresarios aliados lo que menos le importa es México y sus ciudadanos. Es hablar de un gobierno que no respeta la constitución que él mismo modificó a modo de sus reformas. Es romper el Pacto por México firmado por todos los partidos convocados por el gobierno federal.

A lo largo de tres años de un gobierno cada vez más incapaz de operar, de un gobierno cada día más sordo a las demandas ciudadanas, el único discurso articulado era el bienestar que las reformas iban a traer al país, pero son sólo dos los logros producto de estas reformas “estructurales” los que se dedican a presumir en su propaganda: el costo de las llamadas telefónicas de larga distancia y la baja en las tarifas eléctricas. Nada absolutamente nada más parece haber resultado de las reformas para poner a México a la altura de otros países.

La competitividad no existe, la transparencia es menos que un buen deseo y las metas de crecimiento se reajustan trimestralmente a la baja. La censura y represión contra los medios y periodistas ha sido la tónica de este sexenio.

Una de las reformas que tenía apoyo entre los diferentes sectores de la población era la reforma educativa. Una reforma que claramente apostaba al futuro del país, a su crecimiento y capacidad de generar mexicanos listos a enfrentarse a los retos del futuro.

Pero esa reforma quedó cancelada por medio de un comunicado de la SEP del que nadie se responsabiliza el viernes pasado, por medio del cual se anula la evaluación de los profesores de México.

Si los maestros no se evalúan, no crecen, no se profesionalizan la reforma no existe.

La repartición de tablets entre los alumnos de quinto año de primaria no es más que un acto demagógico, carente de sentido sí el que está frente a los alumnos es incapaz de entender la nueva tecnología y las oportunidades de tenerla en las aulas de clase. Entender y saber utilizar estas nuevas herramientas debería de haber sido el objetivo de una acción de este tipo. De otra manera las tablets terminarán siendo utilizadas para jugar, tener cuentas de Facebook y en el peor de los casos para ser empeñadas por los padres de los niños en momentos de crisis, tal como sucedió con la “brillante” idea de Martha Fox de dar bicicletas a los niños para que llegaran a la escuela en los ámbitos rurales.

México se encuentra en un movimiento hacía atrás. A veces parece que nadie gobierna este país, la cesión constante ante grupos radicales de la sociedad y poderes fácticos nos indica sólo dos cosas; la ambición de permanecer en el poder y la incapacidad de servir y entender las necesidades del crecimiento del país.

Es necesario que a las acciones de estos grupos que secuestran nuestras ciudades, que sin ninguna conciencia están dispuestos a cancelar el futuro de la nación de una manera arbitraria, grupos que acostumbrados a la falta de represalia alguna cierran escuelas se les ponga un hasta aquí. Recuerdo a los valientes padres oaxaqueños que se opusieron a la CNTE sin el apoyo de los gobiernos local o federal que terminaron por apoyar a los vandálicos maestros que con palos enfrentaron a los padres.

El gobierno en sus diferentes niveles se encuentra secuestrado por estos órdagos, que nada o muy poco tienen que ver con el movimiento magisterial que el siglo pasado perdió a muchos de sus miembros a manos de los cristeros cuando se trataba de educar a todo el país. Hoy la consigna magisterial es totalmente en sentido opuesto: Analfabetizar a México.

Los capitalinos hemos sufrido cualquier tipo de atrocidades por parte de estos grupos que detienen la ciudad con la venía de los gobiernos del PRD, solo por hacerle la mala obra a los gobiernos del PAN en su momento y hoy del PRI. Lo mismo han sufrido en las ciudades de Oaxaca y Morelia, lo que nos demuestra que en  México a quienes nunca les ha importado la ciudadanía es a los partidos políticos.

He leído opiniones como la de Ricardo Raphael que ven en la medida de la SEP un beneficio tanto a la CNTE o como al SNTE, unos piden más porque han puesto al gobierno de rodillas y los otros sabiendo que calladitos se ven más bonitos prefieren hasta inconformarse con la medida. Otro beneficiario de acuerdo con Raphael es el PANAL, aliado como el Partido Verde del PRI. Hay quienes dicen que el gobierno esconde un truco, para revocar el comunicado tan pronto hayan pasado las elecciones arguyendo la inconstitucionalidad de mismo.

Maña o no, algo debe de quedarnos claro al momento de emitir nuestro voto el domingo hay partidos capaces no sólo de traicionarse a sí mismos, si no de traicionar a la patria. Al emitir votos a favor de estos partidos nosotros mismos estaremos traicionando a la patria que decimos amar.

 

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo

Similar posts