Miercoles, 20 de Septiembre de 2017, 07:56 AM
Home » Opinión » Arturo Argente » ¡EL PODER DEL VOTO!

¡EL PODER DEL VOTO!

En las últimas elecciones políticas, el pueblo mexicano demostró a través de su voto, el hartazgo que tiene ante los constantes abusos de la presente administración. Muchos son los ejemplos que encontramos en el país, Veracruz, Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, la lista es interminable.

La actual administración va a ser recordada por su total incapacidad ante los problemas de inseguridad, pobreza,  impunidad, corrupción, desempleo, narcotráfico y la constante violación a los derechos humanos que reflejan el descontento social que se vive en el país.

Los mexicanos debemos entender dos cosas.  México pertenece a los ciudadanos, mientras que los funcionarios y gobernantes son nuestros empleados; y los verdaderos cambios no vendrán o serán implementados por quienes ejercen el poder, sino a partir de la actitud de nosotros, los ciudadanos, frente a quienes ostentan el poder que nosotros les arrendamos con nuestro voto.

La sociedad creyó que al haber logrado la alternancia en la Presidencia de la República en la elección federal del año 2000, habíamos alcanzado la conclusión de la anhelada transición democrática. Pero fue un error ya que pasamos del monopolio de un partido —el hegemónico— al oligopolio de varios partidos —la partidocracia—, provocando una apatía colectiva, especialmente debido a la pérdida gradual de credibilidad en los mismos.

La sociedad mexicana levantó la voz en estas  elecciones y les recordó a la clase gobernante que sus constantes abusos tienen un límite. Ya no tiene cabida tanto cinismo e indiferencia, no más!

El Poder Judicial vive la más grave crisis de credibilidad que haya enfrentado gracias a la opacidad con la que se desenvuelven jueces y magistrados. La incongruencia de los salarios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es insultantes para una nación que tiene más de 55 millones pobres.

El gobierno actual no da señales de comprender la profunda crisis que enfrenta. Están más preocupada por las elecciones del 2018 que por servir a los ciudadanos que los eligieron. El 2016 debe ser el inicio de un cambio que nos permita sacudir todos los vicios que esta nación viene arrastrando por siglos.

El Ejecutivo y el Legislativo podrán atiborrar al país de reformas y leyes, pero su efecto no trascendería la letra impresa sino se legitima a la ciudadanía. Puro y simple gatopardismo es legislar sin sentido, si no se está dispuesto a cumplir y hacer cumplir la ley.

En las democracias, quien se equivoca, pierde. Por eso, es necesario que la sociedad se encuentre informada para que pueda emitir un voto razonado. El cambio está en nosotros, los ciudadanos.

No podemos permitirle a la clase política que nos sigan faltando el respeto ante sus constantes abusos. El asunto aquí es que nosotros, los ciudadanos, somos los que mandamos. En nuestras manos está encausar el destino de nuestro país.

 

 

¡Despierta México!

Dr. Arturo David Argente Villarreal.

Director del Departamento de Derecho

Tec de Monterrey, Campus Toluca.

argente@itesm.mx

http://facebook.com/argentevillarreal

https://twitter.com/arturoargente

Similar posts