Martes, 26 de Septiembre de 2017, 04:11 AM
Home » Opinión » Arturo Argente » Espionaje en México

Espionaje en México

¡DESPIERTA MEXICO!

Por Arturo Argente

Espionaje en México 
México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Actualmente estamos sumidos en una en una profunda crisis de libertad de expresión que está impidiendo a los mexicanos tener un debate abierto sobre los temas que más afectan a la población.

Hemos sido testigos del avance tecnológico que ha permitido que el internet ofrezca a los periodistas una nueva plataforma de comunicación. La información y el conocimiento siempre han sido componentes cruciales del crecimiento económico de un país. En este escenario, las tecnologías de la información juegan un papel de vital importancia en el nuevo contexto ideológico, político y cultural de nuestra nación.

The New York Times publicó un artículo en el que se da a conocer que el Gobierno de México utiliza un programa diseñado para espiar terroristas y amenazas a la seguridad nacional pero que es usado para intervenir comunicaciones privadas de periodistas, activistas sociales y defensores de Derechos Humanos.

Este tipo de espionaje agrava más la frágil situación de los periodistas en México. El riesgo que representan los reporteros y activistas de Derechos Humanos involucrados en este caso de espionaje es que puedan llegar rápidamente a millones de personas y presionar al actual gobierno. El uso de Internet en la promoción y defensa de los Derechos Humanos no sólo potencia la voz de los activistas, sino también genera conciencia y brinda la oportunidad de permanecer en contacto con otros activistas en distintos lugares del mundo.

Esta noticia nos hace volver a la década de los 60´s cuando la estructura de poder tenía redes de “policía política” para vigilar, infiltrar y debilitar los grupos radicales y de oposición. No olvidemos que históricamente el gobierno mexicano ha desarrollado capacidades para manipular y monitorear la información de sus ciudadanos. Ahora con el avance tecnológico aumenta las restricciones en las comunicaciones, mediante la introducción de tecnologías para controlar e identificar activistas opositores a su gestión, limitando diversas formas legítimas de expresión y otras libertades fundamentales, implementando reglas de excepción para imponer el control.

El espionaje que ha llevado a cabo la presente administración se ha convertido en una herramienta política y que al ser descubiertos piden, a través de un comunicado poco afortunado, que los afectados denuncien ante las instancias gubernamentales, algo que suena verdaderamente absurdo e inverosímil ya que piden ser juez y parte en esta investigación. Este comunicado poco profesional sólo alimenta la sospecha y merma la dañada relación gobierno – población civil. El gobierno debería ser el más interesado y solicitar una investigación imparcial por parte de un organismo autónomo para aclarar este posible delito. La simple presunción es preocupante.

Para concluir, el derecho a la privacidad, asentado en el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y ratificado por las constituciones de los Estados democráticos, enfrenta importantes desafíos en la era digital debido a la disponibilidad de herramientas tecnológicas que permiten obtener información masiva e imperceptiblemente. La intimidad y la libertad de expresión son derechos humanos fundamentales para el mantenimiento de sociedades democráticas. Este artículo en otros países sería tomado muy en serio.

¡Despierta México!

Dr. Arturo David Argente Villarreal.

Director de División Asociado.

Escuela Nacional de Ciencias Sociales y Gobierno.

Tec de Monterrey, Campus Toluca.

argente@itesm.mx ​

http://facebook.com/argentevillarreal ​

https://twitter.com/arturoargente

Similar posts