Domingo, 20 de Octubre de 2019, 04:09 AM
Home » Opinión » Arturo Argente » HONRAR NUESTRA HISTORIA, NUESTRA DEMOCRACIA.

HONRAR NUESTRA HISTORIA, NUESTRA DEMOCRACIA.

   DESPIERTA, MÉXICO

Por Arturo Argente

Los años que nos ha llevado como pueblo mexicano la consolidación de nuestra democracia, no han sido fáciles. En la década de los setentas existía una postura crítica frente al poder, una postura abiertamente liberal, pero no propiamente democrática. La libertad expresión era atropellada por el gobierno de Luis Echeverría Álvarez. Aun cuando en México no había reelección, el presidente saliente nombraba al sucesor. Este tipo de violaciones sólo alimentaba la incertidumbre y molestia popular que se vivía en el escenario electoral de esos tiempos. El sufragio no era efectivo, ya que el PRI lo manipulaba y transformaba para ganar las elecciones de cada sexenio.

Sin duda las elecciones de 1988 representaron un parteaguas en la evolución de la democracia en México. El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, cabeza del movimiento transformador en la década de los ochentas, se rehusó en su momento a iniciar una revolución, ante el fraude electoral que se había orquestado desde la Secretaría de Gobernación, encabezada por Manuel Bartlett, y en su lugar, tomó la decisión de fundar el PRD. Esto representó un paso enorme para la consolidación de nuestro sistema electoral.

Actualmente hemos alcanzado una consolidación en la democracia de nuestra nación. En el 2018, pudimos atestiguar en las elecciones presidenciales, la forma en que se manifestó una mayoría absoluta de votos, muy parecida a la que se dio en 1988, donde la gran diferencia fue que el proceso electoral fue organizado por órganos electorales que no dependían de los deseos del ejecutivo. Sin duda, con estas elecciones se logró romper con la hegemonía de partidos políticos, como el PRI y el PAN, y le dieron paso a un gobierno conformado por las filas de un partido político que daba esperanza a los más abandonados, MORENA.

Todos los cambios que hemos observado en el escenario electoral tanto de 1988 y 2018 no podrían entenderse sin los cambios sociales del periodo y también por la transformación que han sufrido las instituciones que han consolidado los momentos de cambio que enfrentamos.

Sin duda, todavía hay mucho por hacer para consolidar nuestra democracia, y es importante que los actores políticos entiendan que para llevar a cabo una reforma electoral es necesario fortalecer el estado de derecho para impedir que se lleven a cabo reformas caprichosas que puedan favorecer a actores políticos de un partido.

El camino ha sido largo y no podemos bajar la guardia ante aquellos intentos por debilitar algunas de las instituciones que nos han garantizado el pluralismo y la libertad democrática. Necesitamos fortalecer la prensa crítica, la separación de poderes y consolidar la independencia de las instituciones electorales que le dan rumbo y fortaleza a la democracia de nuestro país. Qué mejor forma de celebrar un aniversario más de nuestra independencia que entendiendo los retos que enfrentamos como nación y comprometiéndonos a unir esfuerzos para darle rumbo a este gran país.

Dr. Arturo Argente Villarreal

Causa Legal.

 

 

Similar posts