Lunes, 18 de Noviembre de 2019, 06:04 PM
Home » Opinión » Arturo Argente » JUICIO POLÍTICO CONTRA TRUMP

JUICIO POLÍTICO CONTRA TRUMP

DESPIERTA MÉXICO

por Arturo Argente

A final de cuentas no fue la “intervención rusa” en las últimas elecciones presidenciales, sino las presiones que el Presidente de los Estados Unidos ejerció contra Ucrania las que motivaron que los congresistas demócratas iniciaran un juicio político contra Donald Trump.

El 25 de julio de 2019 el presidente de los Estados Unidos levantó el teléfono de la Oficina Oval para llamar a su colega de Ucrania, Volodimir Zelenski, y pedirle “un favor”. En esta llamada, con tintes de extorsión, se hace la petición para que Zelenski investigara al rival político de Trump, Joe Biden y su hijo. Joe Biden es hoy precandidato demócrata y su posible rival en las elecciones presidenciales del año que viene y el hijo de Biden trabaja como asesor de la empresa Burisma, un conglomerado de gas ucraniano. Es así como, se entiende que Trump hace uso de su cargo público busca obtener beneficios políticos personales de una potencia extranjera.

El contenido de la llamada se conoció a través de un “informante”, que según The New York Times es un agente de la CIA que estaba destinado en la Casa Blanca. Pelosi manifestó que “no es parte la tarea del presidente usar el dinero de los contribuyentes para extorsionar a otros países para beneficiar su campaña”.

La llamada ocurrió sugestivamente pocos días después de que la Casa Blanca ordenara el congelamiento de un paquete de ayuda militar a Ucrania por cientos de millones de dólares.

“Estamos en guerra”, dijo el presidente a sus aliados y les pide acciones precisas para frenar la embestida en el Congreso.

Nadie sabe bien cómo afectará este proceso a la campaña electoral. Trump llega con unos índices de popularidad en torno del 43% y con una economía que, si bien es sólida en los números macro, ya comienza a dar algunas señales de enfriamiento.

La viabilidad de que el juicio político destituya al Presidente Donald Trump no va a ser fácil ya que es el Senado el que debe de decidir la destitución con dos tercios de los votos, es decir sería necesario que unos 20 republicanos accedan a votar el impeachment, algo que parece imposible porque hoy está cámara se encuentra en manos de los republicanos.

Sin embargo, es un caso grave y fácil de entender ya que hay suficientes elementos para que los demócratas inicien un proceso de investigación. Los republicanos prominentes ya han dicho que, si las acusaciones contra el presidente son ciertas, serían de una conducta inaceptable.

También, existe el alto riesgo que la estrategia demócrata termine beneficiando al presidente. Va a ser difícil que los demócratas tengan los votos suficientes para que pasen los artículos del juicio político, incluso este caso puede victimizarlo y catapultarlo para ganar las siguientes elecciones presidenciales del 2020.

Esta es una estrategia difícil para la oposición, pero el liderazgo demócrata, comenzando con Pelosi, puede sentir que no tiene otra opción, ya que, si con este asunto no cae la popularidad de Trump, no caerá con nada y se pone en juego el futuro de la democracia estadounidense.

Dr. Arturo Argente Villarreal.

 

 

Similar posts