Domingo, 24 de Junio de 2018, 09:57 AM
Home » Opinión » Arturo Argente » Reto diplomático ante tragedia en Egipto

Reto diplomático ante tragedia en Egipto

Foto: Especial

Foto: Especial

 

Bahariya se encuentra a 300 kilómetros de El Cairo, la capital de Egipto, y es una localidad donde hay un oasis muy frecuentado por turistas de todo el planeta, ruinas egipcias, zonas de acampar y hasta un pequeño museo en el que se detalla la historia del lugar; sin embargo, Bahariya es un punto turístico que las autoridades identifican como una de las zonas de influencia de la rama egipcia de Daesh, el Estado Islámico.  El nombre Daesh, una de las posibles transliteraciones del acrónimo árabe “al-Dawla al-Islamiya fi al-Iraq wa al-Sham”, es el que utilizan la mayoría de los países árabes para referirse al grupo yihadista que opera en Iraq y Siria.

El Estado Islámico fundado en Irak tras la caída de Saddam Hussein en 2003 ya se extiende hasta Túnez, pasando por Siria, Yemen y Libia, sin contar con los brotes que han surgido en otras partes del mundo islámico. Esta expansión del islamismo yihadista ha alcanzado a Egipto y ha cobrado la vida de decenas de soldados y milicianos.

El pasado 13 de septiembre, el ejército egipcio perpetró un ataque aéreo en contra de un grupo de mexicanos en una zona cercana a la población de Bahariya, al confundirlos con terroristas del estado islámico.  En este hecho se mezclaron dos elementos que resultaron catastróficos. Por un lado el historial de investigaciones por la matanza de civiles a manos del ejército egipcio, y por otro; la amenaza que representa la expansión del islamismo yihadista en territorio islámico.

El Estado mexicano tiene el reto de enfrentar esta eventual vulneración del derecho internacional donde las vidas de varios ciudadanos mexicanos se perdieron por un acto de ineptitud del ejército egipcio.

El derecho internacional se basa en el compromiso de los estados para cumplir las normas de derecho internacional.  De este hecho se deriva la responsabilidad del estado egipcio de reparar el daño causado a los turistas mexicanos en el desierto de Bahayira. El estado egipcio está obligado a garantizar el respeto de los derechos humanos de cualquier extranjero que visite su país, sin importar el contexto del conflicto armado que se vive en contra del estado islámico.

Hasta el momento, Egipto no ha negado el involucramiento de sus fuerzas armadas en el ataque aéreo. Sin embargo, tampoco ha aceptado expresamente que ha violado el derecho internacional. Según declaraciones de las autoridades egipcias, actualmente está en curso una indagatoria que resultará en la adjudicación de responsabilidades.

Para efectos de la responsabilidad estatal de Egipto, esta investigación es relevante únicamente porque determinará si el daño es atribuible a autoridades egipcias y asistirá en la estimación del daño, lo cual permitirá fijar la extensión de la reparación.

El Gobierno mexicano debe de apoyar su gestión con la contratación de un abogado egipcio y enviar a un grupo de especialistas de la Secretaría de Relaciones Exteriores a aquel país, para monitorear el desarrollo de las actuaciones procesales, a fin de que el gobierno mexicano cuente con mayores elementos en el caso de que tenga que proceder dentro del marco del derecho internacional. En virtud de esto, dicha indagatoria debe cumplir y acotarse a estándares de derecho internacional y del debido proceso. En el caso que las autoridades egipcias no asuman su responsabilidad y deslinden a su ejército de toda responsabilidad penal,  México podría interponer una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), argumentando la violación a las normas de derecho internacional. Esta instancia internacional puede atender demandas en materia de indemnización del daño causado, compensaciones económicas y el  establecimiento de garantías de no repetición.

El gobierno federal de México ha mostrado disposición de llegar hasta las últimas consecuencias. Ahora, es necesario que Egipto demuestre respeto al estado de derecho en el marco internacional, respetando el debido proceso y garantizando la reparación del daño causado a las víctimas de este reprochable suceso.  ¡Despierta México!

Dr. Arturo David Argente Villarreal.

Director del Departamento de Derecho

Tec de Monterrey, Campus Toluca.

[email protected]

http://facebook.com/argentevillarreal

https://twitter.com/arturoargente

Similar posts