Lunes, 19 de Agosto de 2019, 10:20 PM
Home » Opinión » Arturo Argente » Un tablero geopolítico llamado Venezuela

Un tablero geopolítico llamado Venezuela

Si hay una diferencia entre las izquierdas y las derechas en el mundo es la búsqueda de la igualdad. Así lo afirmaba Norberto Bobbio, filósofo y político italiano de prestigio inigualable.

Algunas veces las izquierdas sacrifican el crecimiento para promover la igualdad en la sociedad, otras veces las condiciones de vida de las grandes masas son tan carentes de lo esencial que primero se privilegia el crecimiento y luego se le da cabida a la igualdad y en otras ocasiones se crece y a su vez se distribuye. Es una tarea difícil de realizar.

En cambio, a la derecha solo le importa crecer, al costo que sea. La igualdad no es una meta ya que el concepto es que cada cual tiene lo que se merece en función de su trabajo y lo que aporta, en cambio, las izquierdas privilegian la dignidad y los derechos humanos del ser humano, por el solo hecho de nacer.

Estas dos diferentes formas de ver el mundo las encontramos enfrentadas en un tablero geopolítico ubicado en Venezuela. Por un lado, encontramos a China y Rusia apoyando una dictadura ineficiente sumida en una crisis institucional, política, social y económica que ya ha generado millones de desplazados y miles de muertos. Y por otro lado Estados Unidos y los miembros del grupo Lima apoyando un golpe de estado encabezado por Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, que representa una oposición que está debilitando, como nunca, el gobierno de Maduro.

Hasta el momento, el régimen chavista ha logrado resistir, en gran medida gracias al apoyo de sus Fuerzas Armadas y de algunos actores internacionales, entre los que se destacan China y Rusia. China ha encontrado en Venezuela el principal puerto de entrada a América Latina de sus exportaciones militares, siendo el principal y casi único país que suministró armamento a Caracas en 2016 y 2017 por varios millones de dólares. Rusia, por su parte, vendió a Venezuela el 65% de las armas que adquirió en la última década.

Los posibles impactos de un cambio democrático en Venezuela sobre los niveles de producción y los precios del petróleo a nivel internacional también son una cuestión a considerar ya que, de darse la caída de Maduro, se pudiera restablecer la producción petrolera, disminuyendo el precio internacional del crudo, y afectando de forma directa la economía rusa.

Queda claro que, para las grandes potencias, las afinidades ideológicas sólo toman fuerza cuando acompañan consideraciones económicas. Recordemos que, en este tipo de situaciones, los estados no tienen amigos o enemigos permanentes, sólo intereses permanentes sin importar la población civil.

Dr. Arturo Argente Villarreal

Director de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno.

Tec de Monterrey, Campus Toluca.

[email protected]

http://facebook.com/argentevillarreal

https://twitter.com/arturoargente

Similar posts