Miercoles, 20 de Septiembre de 2017, 07:52 AM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » México 2016 : Las Lecciones

México 2016 : Las Lecciones

Son varias las lecciones que se pueden extraer de la contienda electoral del pasado domingo 5 de junio en nuestro país.

ALIANZAS

En primer lugar, nada es para siempre.

Con la Alianza PRD-PAN lograron arrebatarle al PRI bastiones históricos como Quintana Roo, Veracruz o Durango, que habían durado hasta más de 80 años bajo la égida tricolor.

Es lógico.

Desde hace tiempo electorado se divide en tercios, y esa condición es aprovechada por el PRI para fragmentar el voto mayoritario del anti-PRI, y ganar con disciplina y una maquinaria electoral aceitada, en sus principales bastiones.

Las alianzas permiten contrarrestar este efecto.

CASTIGO AL PRI

Seguidamente, la erosión del PRI es una realidad en todo el país. El tricolor perdió el control del 54% del territorio nacional.

Lo que ocurrió es un voto de castigo, según coinciden todos los expertos.
Se acabaron los tiempos de las ciudadanías menores de edad. Si se gobierna mal, se castiga en las urnas.

Es cierto que sigue teniendo base social y que sigue siendo un partido competitivo.
No obstante, de tener 9 gobernaturas de las 12 en disputa, acaba con 5, casi la mitad de la expectativa que había anunciado su presidente nacional.
Si revisamos los gobiernos que perdió, como Veracruz o Tamaulipas, se puede ver con claridad que la población castigó electoralmente al PRI por mal-gobernar.
Para muestra basta un botón.
Nomas vean a Veracruz y el desastre dejado por Javier Duarte.
Un Estado endeudado a tope. Un grosero contubernio entre las policías y el crimen organizado. Una economía que no despegó. Un Estado ensangrentado y copado por el crimen. Una soberbia e insensibilidad de gobierno apabullante.
Y no solo eso. La erosión también viene del nivel federal: Dólar a 19, economía alicaída, más impuestos, reforman que no acaban de consolidarse, inseguridad, corrupción.
PAN capitaliza el descontento

Acción Nacional fue el partido que más capitalizó el descontento.
El PAN puede llevarse a casa y a su mesa de análisis tres certezas :

La primera es que es posible vencer al PRI en sus bastiones históricos en alianza con el PRD.
La segunda es que cuando se unen, ganan. Hoy Acción Nacional no puede experimentar otro cisma, so pena de perder lo avanzado.
Y la tercera es que para ganar el 2018, o las elecciones que sean, no basta tener el gobierno: Hay que gobernar bien, porque si no se gobierna bien, la ciudadanía no se queda con los brazos cruzados como era antes.

LA IZQUIERDA
En el caso de la izquierda, ni López Obrador consiguió consolidar el avance de MORENA, ni el PRD logró cerrar su liderazgo.

No obstante, MORENA consiguió avanzar en la ciudad y proyectar un mayor número de curules en la Asamblea Constituyente.

También logró demostrar que puede avanzar a nivel nacional en Estados importantes como Veracruz, en donde el candidato Cuitláhuac García estuvo a punto de ganar la contienda y dio la batalla al PRI y al PAN en el estado con más votantes del país, después del EdoMex y la Ciudad de México.

Lo que es un hecho, es que la izquierda no gana sola. Para vencer, se necesitan unir. Aún a pesar de que López Obrador puede estar en condiciones de capitalizar la rebeldía antisistema, pese a ser parte del sistema de los partidos políticos.

No obstante, mantiene fuertes diferencias entre el PRD y MORENA. ¿Se volverán a unir en torno a un proyecto progresista? ¿O el caudillismo los volverá a dividir ?

CIUDAD DE MÉXICO

Como decíamos, MORENA fue el partido que más curules ganó para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, seguro de cerca por el PRD.

Aunque hay que decirlo, con solo el 28% del padrón, lo que significa una abstención del más del ochenta por ciento, y lo que ello representa en materia de representatividad.

Claramente el capitalino no conectó sus demandas ciudadanas con una nueva constitución, una Asamblea Constituyente, y el nuevo estatus político de la Ciudad de México.
Ganó la indiferencia.

LOS INDEPENDIENTES
Los Independientes no consiguieron mayor avance en estas elecciones, salvo en el caso de las alcaldías de Ciudad Juárez y Parral, en Chihuahua.

¿Qué pasa? ¿Porque el hartazgo de la gente hacia los partidos políticos tradicionales no se convirtió en un repunte de los candidatos independientes, que son los naturales depositarios de la Furia antisistémica que sacude al mundo?

Aventuro aquí un porqué: La razón por la cual no se tradujo en votos y cargos de elección en las elecciones es porque, a nivel local, muchos de los estados que estuvieron en disputa, aprobaron legislación anti-independientes.

Estas legislaciones no prohíben, pero si inhiben las candidaturas independientes, las hacen muy complicadas de florecer, con requisitos inalcanzables en la mayoría de los casos, que deja a los independientes a merced de los partidos políticos, o a la manipulación de los poderes fácticos.

Por eso en el ámbito federal si avanzaron al grado de alcanzar un gobierno estatal independiente, co,o el de Nuevo León, y a nivel local no registraron mayor avance.
TODOS GANAN

Por último destaco una mala tendencia en México que retrata la irresponsabilidad de los partidos políticos en general: Auto proclamarse ganadores cuando incluso no han iniciado los conteos oficiales. ¿Alguien les convenció que gritar triunfo equivale a ganar?

Creo que debemos de ser responsables y aprender por ejemplo de los candidatos en el Perú, que tiene. Una diferencia de menos de un punto, y ninguno de los candidatos se ha atrevido a celebrar, ni a cantar victoria.

Mala tendencia declararse ganadores antes de tiempo

Similar posts