Lunes, 19 de Agosto de 2019, 10:05 PM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » ¿Qué significa la renuncia de Germán Martínez al IMSS?

¿Qué significa la renuncia de Germán Martínez al IMSS?

LA CANICA AZUL

por Ciro Di Costanzo

Normalmente la cruda realidad asoma su rostro real desde adentro. Tal es el caso de la renuncia de Germán Martínez a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Su dimisión pone de manifiesto que la realidad no empata con las declaraciones y los postulados de la llamada Cuarta Transformación.

El recorte de la multicitada “Austeridad Republicana” no tiene estrategia, ni visión, ni horizonte. Fue, en efecto, un recorte a machetazos, sin tomar en cuenta prioridades irrenunciables de cualquier Estado, como es la Salud.

Por supuesto que el IMSS es representativo de todo el aparato gubernamental. Es la Institución más grande del país, con más de 50 millones de afiliados. ¿Se imaginan atenderlos con recortes ?

Si para el Gobierno no es prioridad el IMSS, nada lo es. Si como dijo Martínez , la intervención de Hacienda fue indebida, perniciosa, que privilegia el cargo al encargo, significa también que hay fracturas al interior de la 4T .

Si la reacción del Presidente fue de desdén, apoyando la intervención indebida de Hacienda, e ignorando a su cercano, el cuál no le valió ni su mención, solo un lacónico “buscaremos un sustituto. Hay mucho talento”, fue la confirmación que es el Presidente quién ordena las intervenciones perniciosas de Hacienda.

En resumen, y para hablar de manera sencilla, simplemente NO alcanza para los “programas sociales” inventados por el Presidente.

Regalar dinero a 15 millones de personas, que van de jóvenes que no estudian, amas de casa, personas de la tercera edad, mamás solteras, etc tiene un costo gigante y no resuelve el problema de la pobreza, pero si construye una base electoral sólida para MORENA.

Hacienda ya no encuentra de dónde recortar recursos para que el Presidente pueda regalar nuestro dinero. Recortar a la Salud es ya un síntoma desesperado que impacta, justamente, a los más esforzados y menos favorecidos.

Si no, ¿cómo podemos entender un recorte de casi mil millones de pesos al ya de por sí muy precario sector de salud pública?

Ningún voto vale más que la Salud de los mexicanos. Ninguno

Similar posts