Viernes, 29 de Mayo de 2020, 04:55 AM
Home » Opinión » Erika Araujo » Las lecciones de la tragedia de GermanWings

Las lecciones de la tragedia de GermanWings

Presidente de Lufthansa y GermanWings

Tras el accidente ocurrido en los Alpes franceses en donde murieron 150 personas  de 18 nacionalidades a causa de un “accidente” aéreo de la linea GermanWings perteneciente a Lufthansa nos deja varias lecciones.

Los accidentes aéreos pueden ser por dos situaciones: una falla técnica o una falla humana.

En el caso del avionazo de GermanWings se sabe después las investigaciones, que se debió a una falla humana. Andrea Lubitz el copiloto de 26 años que estaba bajo tratamiento psiquiátrico por depresión y suspendido para volar, tomo el control del vuelo y “voluntariamente” lo estrelló en medio de las montañas francesas.

Las autoridades de la aerolínea permitieron que el copiloto volará sin permiso a pesar de estar suspendido por tratamiento médico.

El desconocimiento de la linea área sobre la situación del copiloto es responsabilidad de la empresa.

Las medidas de seguridad que se habían instalado en la puertas de los aviones a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre eran tan rígidos que evitaron que el piloto pudiera abrir la puerta, ni siquiera en caso de emergencia y entrar para salvar al pasaje de la tragedia.

A raíz de este accidente, las autoridades aeronáuticas en diversos países han decidido implementar la “Regla de dos” siempre dos personas en la cabina para evitar situaciones que pongan en peligro lo más importante: la vida del pasaje.

Las lineas aéreas deberán tener un mayor control de la salud física y mental de todo su personal, así como garantizar que los aviones tengan las condiciones mecánicas óptimas para poder volar y brindarles completa seguridad y confianza a sus pasajeros.

Alemania le dio al mundo una lección de humildad al reconocer que parte de la responsabilidad de la tragedia ocurrida se debió a fallas de comunicación e implementación de protocolos adecuados por parte de su empresa

Recientemente, se localizó un vídeo en un celular que grabó los últimos instantes que se vivieron en el avión, y los sonidos de pánico momentos antes de los hechos. Con esta nueva evidencia se podrá investigar con mayor profundidad este lamentable suceso.

¡Vaya tragedia! Que no vuelva a ocurrir.

Similar posts