Martes, 19 de Septiembre de 2017, 06:44 AM
Home » Opinión » Fernando Oscar García » ¿Más dinero para los Partidos Políticos? 

¿Más dinero para los Partidos Políticos? 

ESGRIMA EMPRESARIAL 

por Fernando Óscar García

La política es el arte de impedir que la gente se meta en lo que sí le importa”.Marco Aurelio Almazán.

 

Las luchas del pueblo de México para construir una democracia, hicieron que los procesos electorales pasaran del control absoluto del gobierno en las elecciones a la construcción de un órgano constitucionalmente autónomo encargado de la función estatal de organizar las elecciones.

 

Anteriormente el gobierno se encargaba de la organización completa del proceso electoral hasta la calificación de los comicios.

 

Los partidos políticos en México son entidades de interés público, así reconocidos en el párrafo I del artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual se encuentra regulado, en la Ley General de Partidos Políticos.

 

Dicha ley establece, que los partidos políticos cuentan con personalidad jurídica y patrimonio propio y tienen como finalidad, promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y, como organización de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público.

 

Una vía para alcanzar lo anterior fue inyectar dinero público al sistema electoral y de partidos.

 

¿De donde salen las cifras con las que se financia a los institutos políticos?

La ayuda pecuniaria surge de un mandato constitucional. El artículo 41 de nuestra Carta Magna en la fracción II estipula: “La ley garantizará que los partidos políticos nacionales cuenten de manera equitativa con elementos para llevar a cabo sus actividades y señalará las reglas a que se sujetará el financiamiento de los propios partidos y sus campañas electorales, debiendo garantizar que los recursos públicos prevalezcan sobre los de origen privado.

 

En el inciso a) de la fracción y del artículo señalados se lee: “el financiamiento público para el sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes se fijará anualmente”…continúo con el inciso a) de la fracción II… el financiamiento se fijará anualmente “multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por 65% del valor diario de la Unidad de Medida de Actualización. El 30% de la cantidad que resulte de acuerdo con lo señalado anteriormente, se distribuirá entre los partidos políticos en forma igualitaria y 70% restante con el porcentaje de votos que hubieren obtenido en la elección de diputados inmediata anterior”.

 

La Unidad de Medida de Actualización (UMA) es la referencia económica en pesos que vino a sustituir al salario mínimo para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, estatales y de la Ciudad de México. En la actualidad, la UMA está tasada en 75 pesos 49 centavos por día.

Además de la millonaria cantidad de pesos que se repartirán los partidos políticos, estos tienen franquicias postales y telegráficas. De la misma forma no les cuesta un sólo peso los millones de spots gratuitos que se transmiten por radio y televisión y que suman una cantidad casi imposible de dimensionar en términos comerciales.
En total el Instituto Nacional Electoral (INE) solicitará a la Cámara de Diputados un presupuesto de 25 mil 45 millones de pesos, es decir 43% más de presupuesto para su gasto operativo, elecciones y proyectos especiales, en precios constantes en comparación con 2012, de acuerdo con el propio Instituto.
Los 25 mil 45 millones incluyen los seis mil 788 millones para los partidos, ocho mil 600 millones para coordinar el Sistema Nacional de Elecciones y nueve mil 931 millones de pesos para su gasto ordinario.
Los 6,788 millones serán repartidos así: PRI 1,689.5 millones; PAN 1,281.1 millones; PRD 773.5 millones; MORENA 649.2 millones; PVEM 578 millones, Movimiento Ciudadano 537 millones; Nueva Alianza 419 millones; Encuentro Social 398 millones y PT 376.7 millones.
El presupuesto que solicitarán al Gobierno Federal y que después deberá ser aprobado por los diputados supera en 9 mil 497 millones más en comparación con lo aprobado en la elección del 2012, que fue de 15 mil 953 millones.

 

Mientras el crecimiento de los recursos partidarios es muy considerable, la producción petrolera del país cayó en forma muy importante: si en 2012 se producían dos millones 548 mil barriles diarios de crudo, en 2017 esta cifra se ha reducido a menos de dos millones: se estima que cerrará en un millón 947 mil barriles. Pero, además, mientras el precio del petróleo fue de 102 dólares por barril en 2012, el precio promedio este 2017 será de 42 dólares por barril. Menos de la mitad con una producción de crudo de 500 mil barriles menos que ese año de elecciones presidenciales. El estado mexicano perdió unos 30 millones de dólares diarios solo por la factura petrolera. Unos 11 mil millones de dólares al año.

 

Mientras la cotización del peso frente al dólar cerró en diciembre de 2012 en 13 pesos por unidad, hoy el dólar se cotiza alrededor de 18 pesos por unidad. La moneda mexicana ha perdido más de 30 por ciento de su valor, un porcentaje similar al que los partidos se han aumentado los recursos directos de origen federal.

 

El presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto del INE, Ciro Murayama, explicó en conferencia de prensa que el aumento en el presupuesto solicitado se debe a que en 2018 “México vivirá la elección más grande de sus historia, porque van a concurrir tres elecciones federales y 30 procesos locales, incluyendo ocho gobernadores y un Jefe de Gobierno, además de la Presidencia de la República”.

“Renovar los poderes públicos de manera pacífica e institucional costará 35 centavos por cada cien pesos del Presupuesto de la Federación, la cifra agregada que solicitaremos asciende a 18 mil 226 millones de pesos”, precisó en la presentación del anteproyecto del presupuesto. El INE va a instalar en el territorio nacional 156 mil casillas, de las cuales 149,000 serán casillas únicas, en las que según estimaciones podrán votar 88.9 millones de mexicanos por cargos de elección federal como por los cargos locales.

 

Ante el descomunal monto proyectado de recursos para esos organismos, legisladores, académicos, dirigentes sociales y hasta dirigentes partidistas, han reaccionado con irritación, como si se tratara de un problema reciente, cuando es de muy vieja data. Hay quienes pretenden hacernos creer que no han leído periódicos en décadas, porque fingen ignorar que en el Congreso se hallan congeladas, ¡20 iniciativas! orientadas a alzarle la canasta a los institutos políticos. Iniciativas que no prosperan por una sencilla razón: están en manos de los partidos políticos.
“El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que predijo”.

Winston Churchill

Similar posts