Viernes, 24 de Noviembre de 2017, 07:58 PM
Home » Opinión » ¿A quién le toca?

¿A quién le toca?

“Hay dos formas de ver la vida: Una es que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro,” Albert Einstein.

Uno de los acontecimientos a los que más seguimiento se le ha dado desde hace algunos meses es al desarrollo del proceso electoral que se está viviendo en los Estados Unidos, donde los protagonistas principales son Hillary Clinton por el partido demócrata y Donald Trump por el partido republicano.

Sería reiterativo hablar de Trump haciendo referencia a sus polémicos comentarios, por lo que quizá sería necesario analizar su perfil desde otro punto de vista; asimismo hablar de Hillary no sólo es verla como la esposa del ex presidente Bill Clinton, sino como una figura independiente que tiene su propia historia.

Así que hablar de Donald Trump implica saber que ronda los 70 años, que toda su vida ha estado relacionado con los inmuebles, casinos y hoteles, que ha vivido varias crisis importantes dónde su capacidad para renegociar sus pasivos le permitieron salvar su fortuna y hacerla aún más grande, es una persona que siempre se dedicó a los negocios, con una personalidad que no es del gusto de todos, pero con una imagen que sugiere que es un millonario que se ha hecho a sí mismo, en consecuencia, un tipo que conoce la historia empresarial de Estados Unidos.

Referente a Hillary Clinton se puede saber que es abogada, considerada como brillante en el desempeño de su profesión y como líder estudiantil, como mujer siempre demostró tener una figura fuerte, incluso resultando fortalecida de las acusaciones a las que fue sometido su esposo en su periodo presidencial, por lo anterior es evidente su pensamiento reflexivo y estratégico, además de mostrar su amplia capacidad en diversos puestos, sólo un año menor que su contrincante, y con amplia experiencia en política nacional e internacional.

Con la breve descripción anterior, está claro que ambos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos tienen amplia experiencia en temas de historia, uno más empresarial, y otra más en temas políticos, pero con seguridad ambos conocen de la relación histórica con sus vecinos, al norte Canadá y al sur México.

Sin duda una de las preocupaciones es que gane Trump, para sus vecinos y para el mundo, pero si observa detenidamente, ambos candidatos conocen bien a sus vecinos y al mundo, no son precisamente personas innovadoras o de nueva generación, ambos buscan regresar a Estados Unidos a la posición dónde no quede duda quien pone las regulaciones del mundo, y si tomamos en cuenta lo que se menciona en el mismo país con respecto a que está compitiendo el más malo contra el peor, entonces no podemos esperar que uno u otro beneficie a nada que no sea su propio territorio.

En síntesis, la economía sin dolor que cualquier país busca no deberá depender de Estados Unidos, pues gane quien gane, considero que la relación con el país no será del todo sencilla ni fácil.

 

Similar posts