Viernes, 22 de Septiembre de 2017, 06:47 AM
Home » Opinión » Ahí Viene el Lobo…

Ahí Viene el Lobo…

carstens_mexico

“El primer paso para solucionar las crisis económicas y financieras es abolir el Premio Nobel de Economía.”

Nassim Taleb.

Al más puro estilo del autor de “La Era de las Turbulencias”, el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens  advirtió a los países emergentes sobre una potencial y violenta crisis.

Sus comentarios los acompañó con una explicación que implica la compresión de que  existe una marcada salida de dinero en los países emergentes, el cual ahora tiene como destino mercados primarios más seguros. Dicha salida está motivada por el cambio de políticas monetarias no convencionales por parte de las principales economías del mundo, además de la ya identificada desaceleración de China.

En otras palabras, la modificación en las tasas de interés por parte de la FED y la disminución de crecimiento de China causan que los inversionistas internacionales muevan su dinero a mercados seguros y con premio aceptable, y el hecho de que China no crezca al mismo ritmo implica una disminución de consumo de diversos productos a nivel mundial, lo que genera una combinación no muy sana  para los mercados emergentes, pues los productos que producen hoy cuentan con una menor demanda, y además el dinero podría no fluir como se podría esperar.

Con todo ello, es claro que el mensaje se refiere a los mercados de países emergentes, los que son varios y diversos, pero es de llamar la atención que quien brinda el comentario es el Gobernador del Banco de México, y que si  utilizamos el estilo más puro de interpretación de los economistas, y con ello una lectura más detallada… ¿acaso está anunciando la posibilidad de acciones económicas potencialmente violentas en México?

Las acciones del ejecutivo en países árabes han sido de promoción, el dólar tiene a los empresarios muy inquietos, el precio del petróleo agudiza su baja, incluso acuñando la frases de 20/20, refiriéndose que el precio del barril del hidrocarburo y el precio del dólar están al mismo nivel numérico, 20 pesos por un dólar y 20 dólares por un barril.

Las preguntas de porque el dólar esta tan alto son muchas, y las de si el peso esta subvaluado son más, lo único cierto es que hoy quien llega con dólares a invertir en México puede hacer más que el año pasado con el mismo dinero, es decir, el monto a invertir en infraestructura por parte de inversionistas extranjeros es más más económico que hace un año, una herramienta más para convencer a los potenciales inversionistas de que México puede ser un excelente lugar de negocios.

Y ahora que se termina el embargo petrolero a Irán, el país advierte que  aportará al mercado mundial del petróleo 500,000 barriles diarios de petróleo adicionales, así que no se ve una gran esperanza para el incremento del precio en el corto plazo.

¿Será que la economía sin dolor se aleja cada vez  más de los países emergentes? ¿O de México? Lo único concreto es aplicar como sugiere Carstens las políticas monetarias no convencionales por parte de los emergentes, y de sus ciudadanos, es decir… a trabajar.

 

Similar posts