Domingo, 19 de Noviembre de 2017, 11:32 AM
Home » Opinión » Cómo Niño de Pecho

Cómo Niño de Pecho

“Ni adulaciones ni amenazas pueden influir en el que sabe lo que quiere.” Henrik Ibsen.

Dicen que la explicación no solicitada y dada, es confirmación otorgada, y recientemente el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela está brindando una explicación y al mismo tiempo una advertencia.

Sin duda hablar de este Gobierno no es nuevo, y mucho menos es novedad las llamativas frases que utiliza con la finalidad de hacer claro a su pueblo lo que pretende decir o lograr, en esta ocasión, explica que quiere dialogo, que las cosas estén en paz, pero al mismo tiempo advierte, que si la oposición sobrepasara la línea  del respeto al gobierno y pretendiera un intento de golpe de estado como el que  recientemente se vivió en Turquía, rápidamente aclara que el presidente turco Tayyip Erdogan quien ha reaccionado de manera dura y hasta violenta, se vería como un niño de pecho en comparación con lo que las fuerzas venezolanas podrían hacer.

Además ya aclaró que no le importa lo que diga la Organización de los Estados Americanos, y mucho menos el gobierno imperialista de usted ya sabe quién, por lo que escuchar esas frases sólo me lleva a recordar los acontecimientos de exceso de fuerza militar sobre la sociedad civil.

Lo primero que se vino a mi mente fue el golpe de estado contra el Presidente Salvador Allende en Chile, en el año de 1973, dónde la acción militar en contra del gobierno en funciones fue difícil de entender, sin embargo los resultados fueron más que tristes, la muerte del Presidente Allende, la llegada de los militares al poder, la violación de los derechos humanos de muchos seguidores del presidente depuesto, y por supuesto los efectos sobre la población civil, que vivió difíciles momentos en aquellos años.

Otro evento que vino a mi mente fue la Guerra Civil Española, dónde se impuso la fuerza de Francisco Franco y sus seguidores, evento del cual hay muchos textos que hacen referencia sobre lo acontecido en aquellos años, pero sobretodo de lo que tuvo que vivir la población civil por los intereses de poder en algunos cuantos.

Entiendo perfectamente que el defender lo propio es correcto, defender la posesión de lo que se ha logrado es hasta normal, si su trabajo ha sido arduo, honesto, sistemático, y con ello ha logrado múltiples beneficios, el hecho de querer defender lo que se ha construido es incluso una acción para apoyar, pues se considera justo; pero cuando las cosas no se han hecho bien, no hay alimentos, no hay medicinas, no hay seguridad, no existe un futuro halagador, no hay respeto a los derechos humanos, y en términos de inflación incluso se tiene la más alta del mundo (proyectada a más de 700% para 2016), entonces… ¿qué es lo que se tiene que defender?

Es una situación que en verdad es hasta de emergencia, Colombia abrió su frontera, y los venezolanos que pueden la han cruzado a fin de obtener algunos productos que les son necesarios, pues en su país no hay; y si las cosas están tan mal, ¿porque tener que advertir de esta manera por un medio masivo? ¿Acaso es tan evidente hasta para el Presidente Maduro su mal resultado que tiene que advertir que el turco Erdogan se verá como niño de pecho a su lado tratándose de contener a los golpistas? Está claro que la economía sin dolor no se ha logrado en Venezuela, y más claro está que Maduro comienza a mostrar signos de desesperación, por lo que lo que resta de 2016 puede ser mucho tiempo como para mantenerse en el poder. Estaremos pendientes.

 

Similar posts