Miercoles, 13 de Diciembre de 2017, 04:52 AM
Home » Opinión » Crónica de una derrota anunciada

Crónica de una derrota anunciada

 

“El arte de vencer se aprende en las derrotas” Simón Bolívar.

Se realizaron elecciones para renovar la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, y los resultados al parecer no son los esperados por el partido en el poder… ¿o sí?

Fueron elegidos los nuevos diputados que integrarán la Asamblea Nacional, y 112 serán de la oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y 55 del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), es decir el partido en el poder. Por lo que fue evidente que la falta de apoyo de la población al partido de Maduro ya le hizo perder el control de la Asamblea, y con ello la posibilidad de seguir haciendo lo que desea en el día a día.

La población está cansada, no es fácil vivir en un país con tantas carencias de productos básicos, y oficialmente con una inflación del 165 por ciento en el año 2015, dónde vivir día a día es muy complicado, y en el cual las decisiones de sus gobernantes en los últimos años no los han llevado a dónde les prometieron, sino al parecer justo al camino contrario, lleno de carencias y necesidades.

Y disculpe usted lo mal pensado que soy, pero está claro que las medidas tomadas por el gobierno no han sido de utilidad, y los factores externos como el petróleo y el dólar definitivamente no han estado a favor de ningún país de América Central ni América del Sur. Por lo tanto… dado que no existe estrategia exitosa en el actual gobierno, y que se ve claro que el futuro inmediato ni el de mediano plazo se ve prometedor, ¿será que están planeando su salida de forma estratégica y estudiada?

Y es que sería sencillo decir de forma posterior que justo cuando llega la oposición al poder es cuando todo “explota”, y que esto sucede porque quienes llegan no supieron manejar los factores integrales que permitían tener una condición si bien de necesidades, no de ajustes que perjudican a todos los que menos tienen. Situación que de una u otra forma ya es muy previsible que sucederá, y pareciera que el partido oficial comienza a dejar sus posiciones a quien los sustituirá en el caos que ellos mismos han causado.

La aceptación de los resultados electorales por parte del presidente Nicolás Maduro es de llamar la atención, pues sus ya acostumbrados desplantes en pro de la defensa de la soberanía y en contra de los intereses imperialistas, no concuerdan con la cordura que mostró al aceptar que perdieron la mayoría representativa en la Asamblea Nacional, y como una medida esperada de un estadista, decide que la mayoría de los militares que están en algún puesto de gobierno regresen a sus posiciones en el ejército, a fin de que se genere más unión y fortaleza en las Fuerzas Armadas Venezolanas; o quizá sea para detectar y evitar en lo posible un golpe de estado por parte de la fuerza castrense.

Lo que es un hecho es que todo esto parece el aviso de una muerte anunciada, y lo que morirá será “El Chavismo”, a manos del sucesor designado, quien nunca logró encontrar una economía sin dolor.

Similar posts