Sabado, 17 de Agosto de 2019, 07:32 PM
Home » Opinión » Victor Muro » Davos. ¿Desairado o Eludido?

Davos. ¿Desairado o Eludido?

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.”

Séneca.

El Foro Económico Mundial se realiza nuevamente en Suiza, y se entiende que es un punto de reunión para grandes empresarios y líderes de gobierno a nivel mundial, un punto de encuentro para exponer y vender a nivel macro en todo sentido, pero con lo que sucede actualmente en el mundo, el foro enfrenta una situación peculiar.

En este año el tema es referido a la Globalización, y por supuesto lo que está pasando con ella en el mundo, actualmente se presentan intensos cambios en la ideología de los grandes empresarios y de los líderes gobernantes, de tal manera que pareciera aquella historia de la Torre de Babel, dónde todos buscan el mismo objetivo pero nadie se pone de acuerdo pues no se comunican entre sí, y es precisamente la incomunicación la que genera los problemas.

Líderes de Estado como Donad Trump, Theresa May, Emmanuel Macrón y Andrés Manuel López Obrador no acudirán a la cita como usualmente se esperaría lo hicieran. ¿Qué está pasando? Por ello se debe analizar rápidamente dos teorías: Están desairando el evento o lo están eludiendo.

Si es un desaire al evento internacional, entonces estaría claro que no ofrece lo que en la actualidad se requiere para poder comprender y entender los esquemas económicos del mundo, que el tema de la globalización comienza a no ser de interés para algunos, y que en consecuencia la asistencia al evento no se considera importante y mucho menos prioritaria; el evento ha dejado de ser un punto obligado de asistencia para el mejor desarrollo de las economías del mundo.

Si lo que pretenden los gobernantes es eludir el evento, es porque no quieren ser cuestionados por una comunidad económica mundial que desea respuestas ante los múltiples acontecimientos relacionados con el concepto de nacionalismo, o bien sobre las decisiones que resultan polémicas, para las cuales cualquier explicación puede resultar muy poco convincente.

Explicar un paro de gobierno, el empeño de construir un muro; una crisis que sacrifica a sus ciudadanos con las difíciles condiciones del FMI; Decisiones de cancelar proyectos que le costarán al Estado y a sus ciudadanos por al menos veinte años, o un combate frontal a la corrupción que pone en evidencia la falta de habilidades de la elite gubernamental;  la salida de una Unión Europea en la que ahora parece que los votantes ya no están tan seguros de esa decisión, son temas muy difíciles de explicar, por lo que eludir hablar sobre ellos parece la medida más adecuada y correcta.

La presencia de alguno de ellos podría considerarse indispensable, su ausencia con seguridad es notable; pero la razón correcta por la cual no asisten es un tema que podría ser difícil de definir, lo cierto es que la búsqueda de una economía sin dolor que cumpla con al aspecto de globalidad, cada día parece más difícil de lograr.