Martes, 16 de Octubre de 2018, 12:26 PM
Home » Opinión » El Comando de los Precios

El Comando de los Precios

Foto: Especial

Foto: Especial

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Albert Einstein.

Como si fuera una campaña publicitaria de una tienda comercial, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha creado “El Comando Nacional de Precios Justos”, buscando por decisión gubernamental controlar los precios de los productos que se comercializan en el país.

Este Comando fue creado el pasado 21 de octubre de 2015, y está integrado por los gobernadores, protectores de estado, comandantes de la guardia nacional bolivariana y la milicia nacional bolivariana, así que ahora todos estos integrantes del gobierno se dedicarán a vigilar los precios de los productos, los cuales se consideran manipulados por un grupo de personas pertenecientes al partido opositor, que buscan obtener ganancias exorbitantes provenientes de los bolsillos de los ciudadanos venezolanos.

Este tema merece una reflexión importante, pues no se debe olvidar que para este país se tiene pronosticada una inflación que ronda sobre el 200 por ciento para el fin de año, que la cadena productiva se ha visto afectada por las decisiones tomadas desde que vivía Hugo Chávez, pues se expropiaron empresas que bajo la administración estatal no han dado los mejores resultados, y con ello el desabasto de productos se ha hecho presente; que los ciudadanos requieren los productos ausentes, y que ante la falta de eficacia del gobierno para ponerlos a su disposición, estos se consiguen a precios muy elevados y no por los canales normales.

Así que ahora se establece un margen del 30% de utilidad para los productores, uno del 20% para los importadores, y un tope máximo del 60% en todo el proceso desde su producción o importación hasta su comercialización, lo que implica que no importa cuántos intermediarios existan, el margen no podrá ser mayor al 60%.

Así que con esta medida se pretende hacer llegar los productos a los ciudadanos a un precio accesible, fuera de la ambición de los productores, importadores y comercializadores; sin embargo es interesante analizar que quizá muchos de esos productos requieren materia prima del exterior, la cual está fijada en dólares, que primero es necesario conseguirla, después producir, que el costo del producto estará determinado por el costo de los insumos que lo componen, y que a partir de ese precio se dice no aumentará más de un 60 por ciento. ¿Será esto posible? ¿Cómo se identificarán los productos de un lote contra otro? Pues de una quincena a otra los precios de producción pueden variar en forma importante.

La medida parece ser más política que efectiva, pues será difícil determinar si el incremento del producto no sobrepasa el límite establecido, y más bien pudiera resultar una herramienta más de presión por parte del gobierno de Nicolás Maduro contra los enemigos políticos.

Sería grandioso que una economía sin dolor se lograra por decreto presidencial, pero no es así, lo que hoy vive Venezuela no es más que el resultado de la política establecida por su gobierno, por lo que no se debe insistir en culpar a los demás, la solución debe originarse al interior, no buscando culpables en el exterior.

 

Similar posts