Miercoles, 11 de Diciembre de 2019, 04:31 PM
Home » Opinión » Victor Muro » El Golpe de Bolivia

El Golpe de Bolivia

Economía sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas

“No hay nada malo con los hombres que poseen riquezas. El mal viene cuando las riquezas poseen al hombre.”

Billy Graham.

La noticia llamativa respecto a los asuntos políticos del Continente Americano es la renuncia al cargo de Presidente de Evo Morales, después de distintos acontecimientos posteriores a la proclamación como ganador de las últimas elecciones en su país, el Presidente decide renunciar y el pueblo boliviano festeja.

Cuando se realizan las pasadas elecciones y se dan a conocer los resultados, Morales se declaró ganador, sin embargo fue muy claro un corte en el conteo de los votos, donde se interrumpió la difusión de los mismos, y horas más tarde se decía ganador; sin embargo la intervención de revisores de las votaciones indicó que los resultados presentaban irregularidades en el proceso, desde graves hasta aspectos básicos de los mismos, por lo que el aún Presidente ordenó la defensa del triunfo, la intervención del ejército contra el pueblo opositor, pero… algo sucedió.

Los ciudadanos comenzaron a organizarse para exigir la renuncia de quien consideran no ganó las elecciones, y para hacer más compleja la situación para el aún Presidente, las fuerzas armadas hicieron un comunicado a través de su líder, comentando que el ejército no atacaría al pueblo de ninguna manera, y de la misma forma, la fuerza de policía tomó igual posición; el efecto de esas declaraciones fue destructivo a las intenciones de Morales, había perdida el respaldo de quien lo podía mantener en el poder, el camino a seguir era sin alternativa.

La decisión inmediata tomada por Morales fue la renuncia al cargo, así también lo decidió su vicepresidente, y por supuesto que la idea siguiente sería salir del país, sin embargo, los países que rodean Bolivia han prohibido el uso de su espacio aéreo para que no pueda abandonar el país, así que no hay muchos lugares a dónde ir, y aunque usted no lo crea sólo le quedan de manera rápida opciones como Venezuela, Cuba o México. ¿Pero cómo llegar allá?

La opción es ingresar a una de las embajadas de estos países, al considerarse territorio perteneciente al país que representa, sin embargo se habla de orden de aprehensión y pareciera que no habrá oportunidad de abandonar el país, por lo que su futuro es incierto y hasta complicado, pues nadie asegura que se respeten sus derechos humanos, finalmente todos aquellos que han sido blanco de su régimen de poder, ahora ven la oportunidad para cobrar las cuentas pendientes.

Y a pesar de todo ello, al menos México le ha ofrecido ayuda y apoyo, y ha condenado el denominado golpe de estado. ¿En realidad es un golpe de estado? Finalmente perdió el apoyo de sus ciudadanos, de las fuerzas de seguridad, del ejército, y de muchos otros actores políticos; perdió la credibilidad y confianza de todos aquellos que inicialmente vieron en él una persona que dignificaría los derechos indígenas, que vería por los intereses de los Bolivianos, y que los llevaría a un estatus económico mejor, en otras palabras, tuvo la oportunidad de crear una economía sin dolor para sus representados, y sus decisiones fueron encaminadas a otros rumbos y otros caminos, más no sobre lo que podría haberlo hecho recordar como una de los mejores Presidentes de su país.

Ahora las cosas son diferentes, y sucede lo que una y otra vez se confirma, el poder no es eterno, es efímero, y las consecuencias de ejercerlo de manera inadecuada son duras, y hasta peligrosas, el verdadero golpe está en el mensaje que esta situación envía a la comunidad internacional, pues indica que los ciudadanos no son desconocedores de la defensa de la democracia, y las fuerzas armadas no son desconocedoras del honor y el compromiso con el pueblo que defienden. ¿En qué momento se les olvida esto a los gobernantes?

Una de los regímenes de gobierno que pretendía continuar con base a prácticas inadecuadas que pretenden mostrarse como democráticas ha caído, Evo Morales renunció, y ahora comienza una historia que nos mostrará lo que es capaz de hacer una sociedad engañada, que una vez entregó su confianza, pero que ahora exige justicia.

Se observará que sucede con respecto a quien prometió muchas cosas a su pueblo, y seguramente se conocerán muchas historias que hasta hoy estaban sigilosamente guardadas.

 

Similar posts