Lunes, 25 de Septiembre de 2017, 01:50 PM
Home » Opinión » ¿El Mejor Regalo?… Dinero

¿El Mejor Regalo?… Dinero

“Tenemos un sistema que cobra cada vez más impuestos al trabajo, y subsidia el no trabajar.”

Milton Friedman.

Las teorías económicas que se han aplicado en momentos de crisis son muchas, y una conclusión rápida y no única de las últimas décadas es que la inflación sin control es tan mala para la economía como la deflación, por lo que comienzan a rescatarse y contemplarse viejas propuestas consideradas en su momento como indebidas en su aplicación.

Es claro que la inflación excesiva es inadecuada, pero lo que hoy nos ocupa y más afecta a países de la zona euro o Japón es la deflación, que es el efecto contrario de la primera, es decir, la disminución generalizada de los precios debido a una sobre oferta de productos en el mercado, el cual para evitar tenerlos en inventario decide disminuir el precio del producto a fin de comercializarlo, pero las consecuencias de ello no son muy dificiles de imaginar: menor margen de utilidad es igual a una muy probable reducción de fuentes de empleo; las personas deciden mantener su dinero en efectivo, el cual recupera poder adquisitivo y mantenerlo en el banco con intereses prácticamente nulos no es estimulante; derivado de lo anterior, los bancos no reciben recursos, lo que limita su labor como intermediario financiero y deja de obtener utilidades al no contar con fuentes de efectivo y por supuesto no contar con recursos para realizar su función de prestar.

Así que un síntoma presente en varios países es la deflación, y las medidas tomadas en su contra no están resultando efectivas, por ello ha surgido recientemente la idea de rescatar aquella propuesta de inicio de la década de los setentas del siglo pasado, la cual se denominó: “helicopter money”

Esta teoría sostiene que para reactivar una economía es necesario regalar el dinero a los ciudadanos, así como lo puede leer, regalar el dinero, de tal forma que con un ingreso extra el consumidor haga su trabajo, es decir gaste el dinero, y de esta manera se logre estimular el mercado generando una inflación derivada de una demanda mayor de productos a la oferta actual.

Sin embargo la “helicopter money” es una teoría que resulta complicada de aplicar, pues por un lado el apoyo se puede otorgar mediante un beneficio en los impuestos, lo cual sólo ayuda a los que se encuentran en el mercado formal, y que pudieran no ser lo suficientemente numerosos para causar el efecto deseado; por otro lado el beneficio se puede hacer llegar vía las cuentas bancarias de los ciudadanos, sin embargo esto tampoco llegaría a todos. La crítica de la medida es que ninguna de las formas anteriores beneficia

Similar posts