Lunes, 19 de Noviembre de 2018, 06:07 PM
Home » Opinión » Victor Muro » El problema del futuro

El problema del futuro

Economía sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“En política nada sucede por accidente. Si esto sucede, usted puede apostar que fue planeado de esa manera.”

Franklin D. Roosevelt.

En la economía mundial se podría generar una clasificación que pudiera definir a los gobiernos, unos serían los que hacen bien su trabajo, y otros lo que definitivamente son deficientes en sus resultados.

La buena economía de los países por supuesto es la consecuencia de las buenas decisiones que se ha tomado, del incremento del producto interno bruto, del número de empleos ofrecidos, del aumento de la calidad de vida  de cada uno de los ciudadanos; y por tanto, los lugares se convierten en zonas muy visitadas, atractivas, con muchos lugares por conocer y disfrutar, y consecuentemente se genera un ciclo de crecimiento constante que no se detiene mientras sigan en el rumbo correcto y responsable.

Lo contrario sería que las malas decisiones llevan a disminuir el producto interno bruto, la generación de empleos se reduce y el consumo de productos también, poco a poco las oportunidades van disminuyendo, se pierde la confianza de los inversionistas, y con ello las personas comienzan a buscar cómo lograr un mejor sustento, ahí o en otro lado. Por ello no es difícil pensar que una temporada de malos gobiernos genera problemas económicos, fuga de cerebros, posteriormente pobreza, y después la migración de sus ciudadanos.

La historia del hombre muestra claramente la migración, los nómadas buscaban siempre mejores condiciones de vida, encontraban un lugar, permanecían ahí un tiempo, y cuando las condiciones ya no procuraban satisfactores para la población en general, entonces era momento de seguir en la búsqueda de mejores zonas que ofrecieran condiciones para poder vivir; sin embargo el hombre aprendió la agricultura, la crianza de animales, y descubrió como aprovechar mejor las condiciones de los lugares, de tal forma que el sedentarismo apareció.

La modernidad ha regenerado un nuevo esquema para perder la condición de sedentario, para buscar un mejor lugar dónde vivir, y es que el hombre está ya acostumbrado a determinadas comodidades, a trabajar de una determinada manera, y a obtener sus alimentos adquiriéndolos con el producto de su trabajo, pero cuando eso no puede ser, entonces es momento de migrar.

Las malas administraciones de gobiernos han causado no solamente pobreza en sus ciudadanos, sino además la han llevado al extremo, pues ya ni siquiera pueden lograr satisfacer las necesidades básicas de nutrientes para un ser humano, y la solución es simple, hay que cambiar de lugar de residencia para obtener mejores condiciones de vida, a riesgo de todo, pues de cualquier manera su condición ya es deplorable.

Mudarse de África a Europa, o de Centro América a Norte América no son más que algunos ejemplos, el problema no está en las personas, sino en los actos que originaron éste resultado, así podemos ver problemas actuales de migración de Venezuela a Colombia, el actual problema de migrantes que vienen de Honduras, pasan por México y pretenden llegar a Estados Unidos, sin embargo los gobiernos han reaccionado de maneras diversas y hasta criticables.

La discusión no es la de ayudar o no a las personas que lo necesitan, sino porque no se intervino a tiempo contra gobiernos abusivos, corruptos, violadores de los derechos humanos, y culpables de delitos que hasta pudieran considerarse de lesa humanidad. La no intervención ha permitido gobiernos que sólo abusan de sus ciudadanos, y la consecuencia es evidente, si no hay nada más que hacer o lograr en esos territorios comienza la movilización de personas.

¿Se imagina de qué tamaño serán las caravanas de migrantes en el futuro de seguir así? La búsqueda de una economía sin dolor requiere soluciones más concretas y correctas, el problema de la migración seguirá en aumento mientras no se exija a los gobiernos lograr un estándar mínimo de vida para sus ciudadanos, y gobierno que no lo logre, que la comunidad internacional le demande su renuncia.

El problema del futuro es la migración, y para solucionarlo habrá que conquistar posteriormente los territorios abandonados, entonces… o se hace algo o esto nunca terminará, o quizá sí, con una situación muy lamentable para el mundo.

Similar posts