Domingo, 16 de Diciembre de 2018, 03:27 AM
Home » Opinión » Victor Muro » ¿Entonces… solo comes?

¿Entonces… solo comes?

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“Todo dura siempre un poco más de lo que debería.”

Julio Cortazar.

Uno de los capítulos de falta de tacto político más criticable en una administración pública en México es la del denominado “Comes y te vas”, en aquellos años el Presidente de México Vicente Fox le pidió vía telefónica a Fidel Castro que no es que no fuera bienvenido, pero definitivamente su presencia incomodaba al entonces Presidente de los Estados Unidos, y por supuesto a él por la situación que se generaría.

La situación pudo haber quedado en los archivos ocultos de la historia, sin embargo el muy habilidoso Fidel Castro grabó la conversación, y la misma fue pública casi inmediatamente, lo que en verdad mostró la falta de tablas políticas de Fox, como la excesiva experiencia de Castro, todo ello por supuesto en escenarios políticos.

Hace unos días se realizó la protesta del nuevo Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, y uno de sus invitados causó molestia desde el mismo momento en que fue pública su invitación, la misma fue realizada a Nicolás Maduro, y ante el enojo de muchos mexicanos, el ahora nuevo Secretario de Relaciones Exteriores explicó en su momento lo siguiente: “Nosotros invitamos a todos los países del mundo y no excluimos a nadie, México tiene y va a sostener una política exterior de amistad y de respeto, entonces alguien puede opinar en contra de un dirigente o un presidente, pero México no puede juzgar sobre eso.”

Lo anterior Estableció una igualdad de trato a cualquier nación y por supuesto a cualquier Presidente, no importa quién sea o los actos que se presuma comete o no, mientras mantenga la investidura, México mantendrá con él su política de amistad y respeto. Al menos así se entiende, y si eso es así, es incomprensible lo sucedido con Nicolás Maduro.

Hablar de Nicolás Maduro puede ser controversial, pues por difícil que sea de creer, hay quien considera que su labor en la República Bolivariana de Venezuela ha sido más que satisfactoria, incluso algunos mexicanos lo piensan así, pues lo fueron a proclamar en la recepción que le hizo el nuevo Presidente de México para la comida y la fotografía oficial, es decir, Maduro no llegó a la toma de protesta, sólo a la comida ofrecida, se tomó la foto oficial que ya es por muchos conocida, y se fue de regreso a Venezuela.

¿Le recuerda algún acontecimiento pasado? Así es, Maduro llegó, comió, se tomó la foto para dejar evidencia de su apoyo y visita al nuevo Presidente, y después se fue. Simple y sencillamente no acudió al momento más trascendental del evento, la toma de protesta. ¿Por qué? ¿Entonces si hay invitados incómodos?

¿Quién o quienes podrían ser los que vieran mal la llegada de Maduro a la toma de protesta? ¿López Obrador? ¿Los legisladores? ¿La prensa? ¿Los extranjeros? ¿Los mexicanos?

Si bien la llegada de López Obrador al poder debe implicar la unión de los mexicanos en beneficio del país, las dudas sobre su ideología es mucha, sus mensajes se parecen en momentos a los de Chávez, a los de Maduro, y tan solo pensar en una semejanza de México con Venezuela se torna amenazante para una economía sin dolor.

¿Será que este suceso es un alejamiento elegante de la relación con Maduro? Pues quizá pudieran existir, como se ha sugerido, algunos compromisos de campaña. ¿Será que es un aviso de que la relación con Maduro continuará y sólo fue una pequeña prueba de ello?

Ya el tiempo lo dirá, pero sin duda, todos los mexicanos tenemos la esperanza de que Andrés Manuel López Obrador cumpla con sus promesas y sus frases, principalmente la que ha hecho eco en prácticamente todos los medios nacionales: “No les fallaré”.

Similar posts