Lunes, 11 de Noviembre de 2019, 04:15 PM
Home » Opinión » Victor Muro » La Protesta del Millón

La Protesta del Millón

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas

“Se habla mucho de depositar confianza, pero nadie dice que interés te pagan.”

Manolito (Quino)

El aumento en el precio del trasporte público del tren subterráneo ha puesto en evidencia al tan admirado sistema económico chileno, las ciudadanos simplemente no aceptaron esa alza en el importe y protestaron de manera violenta, sin embargo la discusión no se ha centrado sólo en un aumento que asciende a 30 pesos chilenos, sino que se ha transformado en una protesta contra 30 años de sistema político – económico, los ciudadanos demandan justicia social, demandan mejor trato, demandan la existencia de una ética en las finanzas públicas que al parecer no existe, o bien ha estado ausente por muchos años.

Recientemente un periodista muy reconocido comentó que la crisis en Chile era diferente a las demás que se efectuaban en América Latina, pues consideraba que la misma era más similar a una manifestación de primer  mundo que a las que se dan en países como  Argentina, México, Brasil, Ecuador, etc., sin embargo, aunque la opinión vertida fuera correcta, el fondo del problema puede ser el mismo, los ciudadanos demandan una mejor situación, pues en lo que se refiere bienestar social – económico, para muchos su condición les parece mala y en un camino a una situación peor, y para muy pocos, su condición es muy buena y mejorando día a día; por lo tanto la inconformidad es de inequidad social, la que finalmente solo se puede medir con la percepción de quien la vive y la evalúa.

Y no debe dejar a un lado el hecho de que si bien la queja también es por los últimos 30 años, antes de eso el país vivió bajo un régimen militar que fue incluso juzgado por su crueldad y dureza, lo que obliga a cuestionar: ¿Era mejor el pasado que el presente?

Las demandas de los chilenos versan sobre temas como las pensiones, la atención a la salud, el transporte público, la privatización del agua, la educación, los abusos y la corrupción, siendo esto los que se consideran las principales demandas, pero no por ello negar la existencia de otros más; hablar de cada uno de estos aspectos es amplio, y está muy documentado en diversas publicaciones de medios, sin embargo sí se piensa en que Chile es una economía reconocida por su buen desempeño a nivel mundial, entonces… ¿Qué está sucediendo?

Se habla de pensiones que son consideradas muy bajas, incluso por debajo del salario mínimo de hoy, y es importante recordar que el sistema de pensiones chileno ha sido imitado por otros países incluido México, a pesar de que cuando se implementó en el año 1997 ya se hablaba de las fallas en el sistema de Chile, que hoy sin duda se materializan en la economía de los pensionados y se dan a conocer aprovechando la inconformidad en otros temas que se vinculan a la economía. ¿Qué se puede esperar que suceda en los países que imitaron el modelo?

En un tema como el sistema de salud, se entiende que hay un esquema público y otro esquema dónde se tienen contemplados algunos cuadros sintomáticos para atender, sin embargo son insuficientes e ineficientes, pues se habla de lista de espera de al menos dos millones de usuarios, lo que representa un alto porcentaje si se compara con la población actual del país que está por encima de los 18.7 millones de habitantes, por lo que la lista de espera para atención médica casi ronda en el 11 por ciento de la población, lo que deja claro que para quien requiere la atención es un problema grave y de desigualdad, pues no han tenido la posibilidad de acceder a una necesidad prioritaria y básica.

La situación del transporte se ha convertido en un problema desde hace años, pues se considera no eficiente y mal administrado, y a pesar de las promesas realizadas cuando fue modificado, el mismo no ha dejada de ser deficitario, y además de ello no da respuesta a la necesidad de sus usuarios, generando grandes filas para su acceso y uso, además de las demoras diarias en los desplazamientos, por ello los ciudadanos consideran que no es posible aceptar un aumento en el sistema, cuando éste más que mejorar empeora día con día.

Otro de los aspectos que están saliendo a la luz es la inconformidad en el derecho privado al agua, esto se generó desde la época de Augusto Pinochet, pero ha causado situaciones que en su momento no fueron visualizadas, pues incluso en un documental de una conocida cadena de televisión privada sobre demanda se ha creado un documental llamado “Rotten”, dónde se expone como los derechos privados sobre el agua han secado ríos y han dejado a comunidades enteras sin el vital líquido, causando serios daños en algunas zonas geográficas chilenas. ¿La razón? Por dinero.

El otro tema es el de la educación, dónde tradicionalmente los estudiantes se han manifestado por años, pues la misma tiene un costo mínimo que comparado con otros países se puede considerar muy alto, y sin embargo han tenido avances importantes por segmentos rumbo a la educación gratuita, pero ese es un tema que lleva muchos años causando inconformidad a las familias chilenas y principalmente a los jóvenes usuarios, quienes son finalmente quienes deben hacerse responsables por las obligaciones contraídas.

Y por último un concepto impensable hasta hace algunos años en Chile, la Corrupción, un tema que todavía hace algunos años para sus ciudadanos era difícil de aceptar que tuviera existencia en el país, sin embargo, se demuestra que la corrupción no es un tema de sistemas económicos, sino de ciudadanos, de personas, de falta de ética y de ambición, e incluso de falta de civismo y respeto a los conciudadanos. La corrupción en Chile ha estado en aumentado en los últimos años, y de ser un tema de orgullo al exponer que la misma prácticamente era inexistente en el país, ahora deben aceptar que ha tocado incluso sus más admiradas instituciones.

Chile había sido hasta hace poco tiempo lo más cercano a una economía sin dolor, sin embargo emergen serias inconformidades sociales que hacen evidente y de practica aplicación el denominado principio de Pareto, pues el 20 por ciento de la población ha resultado beneficiada de manera directa y visible de la buena economía chilena, más no así el restante 80 por ciento.

¿Será cierto que los chilenos están protagonizando una manifestación de primer mundo? En el sentido que sólo piden más sobre los beneficios que ya gozan. O bien… ¿Será que su manifestación es válida por el simple hecho de perseguir y lograr la igualdad social?ESin

Similar posts