Jueves, 18 de Abril de 2019, 03:19 PM
Home » Opinión » Victor Muro » Los Auditores del Fondo

Los Auditores del Fondo

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“Soy verdaderamente rico, ya que mis ingresos son superiores a mis gastos y mis gastos son iguales a mis deseos.”

Edward Gibbon.

Recordar la historia de Argentina en temas económicos lleva a los recuerdos de muchos presidentes temporales, del apellido Kirchner, y de  políticas económicas que han fallado.

Hablar de las dos últimas décadas es tocar temas complejos, que llegan al sentimiento de muchos por los efectos que tuvieron, y simultáneamente es hablar de quien ocupó la presidencia por un periodo de ocho años, que sería Cristina Fernández de Kirchner, que a lo largo de su mandato estableció programas como: asignación universal por hijo, estatización de los fondos jubilatorios, matrimonio igualitario, y muchos otros en favor de los que menos tenían.

El país no se encontraba en esos años en la mejor posición económica, sin embargo las decisiones tomadas lo llevaron a una situación aún más negativa, pues los programas no lograron generar la actividad económica necesari para crear mayor bienestar social, por lo que el gobierno terminó su periodo y su política económica cambió con el ingreso del nuevo presidente Macri.

El trabajo desarrollado por el nuevo gobierno puede ser sin duda también cuestionable, sin embargo han tenido la necesidad de pedir apoyo al Fondo Monetario Internacional, y con ello, adoptar las recomendaciones y “sugerencias” que la institución brinda como condición de su apoyo financiero, situación que pone a cualquiera incomodo ante la obligatoriedad en las reglas de otra entidad que sólo busca hacer más eficiente la administración del gobierno.

Obviamente la eficiencia que se busca pretende eliminar todo aquello que se consideran derroches, programas sociales que para quien pone las condiciones no tienen sentido si no existe una reciprocidad evidente en la actividad económica, por lo que como se puede deducir lógicamente, los más afectados son todas aquellas personas que en algún momento recibieron beneficios, no los aprovecharon adecuadamente, y ahora, después de todo, ya no los reciben, lo que significa una disminución en su calidad de vida.

Pedir apoyo al Fondo Monetario Internacional se hizo necesario ante la falta de recursos financieros del país, sin embargo aceptar todas sus condiciones pone a prueba a todos los agentes que participan en la economía pampera, pues los cambios llegan a ser tan fuertes que muchos no logran superarlos.

De ahí nacen preguntas: ¿Tiene razón el que entrega recursos públicos sin condición al que más lo necesita? ¿Qué factores son los que deberían tomarse en cuenta en el gasto que ejerce un gobierno? ¿Por qué las historias de Gobiernos mal administrados se repiten constantemente?

Pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional puede ser un aire fresco para quien tiene problemas económicos, pero sin duda las condiciones no son sencillas y mucho menos fáciles, hoy Argentina recibe una nueva supervisión, y dependiendo de la eficiencia lograda en el gasto público se le seguirá otorgando la ayuda necesaria, es decir, dinero. ¿Es necesario que los países, sus gobiernos y sus ciudadanos lleguen hasta este punto para reaccionar? La búsqueda de la economía sin dolor debería ser un compromiso inamovible en cada país y consecuentemente de cada gobierno, sin importar partidos o creencias políticas.

 

Similar posts