Domingo, 24 de Septiembre de 2017, 03:37 AM
Home » Opinión » ¡Que se lo meta por…! ¿Dónde?

¡Que se lo meta por…! ¿Dónde?

“La desesperación es el más pequeño de nuestros errores”, Conde de Lautréamont

La situación en Venezuela no mejora, los alimentos no están disponibles, los ciudadanos improvisan manifestaciones, el gobierno acusa a la oposición, la Organización de los Estados Americanos (OEA) sugiera aplicar la Carta Democrática al país por lo que considera una alteración al orden constitucional que afecta la democracia, y para hacer más interesante el desencuentro entre el Presidente de Venezuela y el Secretario General de la OEA, el primero le dice basura, y el segundo le contesta: dictadorzuelo; pero ambos se llaman traidor. ¿Qué está sucediendo?

Al parecer el interés del Uruguayo Luis Almagro,  Secretario de la OEA es  puntualizar todo lo que está sucediendo en Venezuela, y excluirla de la Organización, sin embargo su solicitud no prospero, pues aparentemente Argentina está muy interesada en que esto no suceda, lo cual se hubiera entendido perfectamente en la época de Cristina Fernández, pero no tanto en la de Mauricio Macri, quien incluso en algún momento también intercambió frases con Maduro.

Así que aparentemente la explicación es sencilla. La canciller argentina Susana Malcorra pretende postularse para presidir la Organización de las Naciones Unidas, y para ello necesita del apoyo de Venezuela, quien recientemente se integra al Consejo de Seguridad del Organismo, tal pretensión parecería una decisión particular, sin embargo en materia de presencia internacional y de influencia en el mismo ámbito, el presidir la ONU puede resultar un excelente elemento para el actual trabajo que desarrolla Argentina para dinamizar su economía.

Por lo que se percibe que la pretensión de dirigir la ONU por Susana Malcorra puede admitir el sacrificio de no apoyar al uruguayo Luis Almagro en su petición, pero es inevitable pensar que Uruguay es vecino de Argentina, y  que la recuperación económica de la misma puede ser una buena noticia para Uruguay, pero al mismo tiempo una preocupación, pues la competencia en la zona sur del continente americano se acentúa cada día más.

Se puede interpretar con buena fe que todos los países mencionados buscan una economía sin dolor, sin embargo es claro que existe un serio conflicto de intereses, dónde todos se cuidan unos de otros.

Mientras tanto, Nicolás Maduro se indignó por lo mencionado por Almagro, a quien textualmente le menciono: “Métase su carta democrática por dónde le quepa.” Frase que expresa desprecio, pero al mismo tiempo desesperación, los buenos tiempos están lejos de Venezuela, es evidente, y  triste observar que los intereses políticos y económicos están muy por encima de los mínimos derechos humanos, algo que no debería suceder en ninguna economía, pero los días transcurren, los ciudadanos venezolanos se desesperan, el gobierno no resuelve, y los organismos internacionales no intervienen, ¿Qué necesita pasar en Venezuela para que se haga algo?

Similar posts