Miercoles, 18 de Octubre de 2017, 05:03 PM
Home » Opinión » Victor Muro » Reforma Fiscal : 20 es mí número

Reforma Fiscal : 20 es mí número

Economía Sin DolorPor: Victor Luis Muro Salinas.

No se puede estar en guerra y de fiesta.”

Fidel Castro.

Muchas fueron las promesas que el hoy Presidente de Estados Unidos realizó en su periodo de campaña, entre ellas la de modificar el sistema fiscal americano, buscando con ello un mayor crecimiento del país, recuperar la dinámica empresarial de nuevas inversiones y por supuesto generar una gran oferta de empleos bien remunerados.

Aunque la promesas de reducción de tasa fiscal corporativa comenzó en un 15%, el programa presentado recientemente contempla una tasa del 20% para las empresas, aun así una reducción importante en la tasa impositiva corporativa; también contempla una reducción para las personas, dónde elimina filas intermedias dentro de su tabla gradual, proponiendo solo tres rangos, sin embargo es muy fuerte la presión ante la posibilidad de que los más ricos, cerca del 1% de los ciudadanos americanos, resulten beneficiados con dicha reforma, la cual centraría su fortaleza de recaudación en la clase media, por lo que es probable que se incluya una fila adicional (cuarta) que se aplique a los más ricos del país.

Lo interesante de esta propuesta es que responde a la promesa de campaña, pero existe temor en el sentido que la posible reforma genere un aumento importante en el déficit del país, que de por sí ya es preocupante, por lo que la mayoría demócrata e incluso algunos republicanos albergan desconfianza en el posible cambio fiscal.

Pero ya ha surgido la defensa del proyecto por parte de los asesores económicos del Presidente, explicando que la disminución de ingresos que generará la tasa será compensada con el crecimiento de la economía que el nuevo programa generará, el cual se considera sea sistemático y periódico por varios años, en razón del 3% anual; aunque esto sólo con fundamento de pensar que la elasticidad de la economía genere esos datos, y que la reforma pueda tener un efecto inmediato.

Sin embargo hay otros temas que deben ser tratados a detalle, los cuales son de existencia colateral, por lo que es necesario considerar que si la economía de Estados Unidos se dinamiza a razón del 3% anual, se crecimiento será importante, sin embargo deberá considerar que requerirá de diversos elementos para que todo tenga sustento y durabilidad, lo que implica que la relación comercial con sus vecinos deberá ser sólida y funcional.

Por lo que si el Sr. Presidente Trump ya dijo que él decía 15 pero que en realidad su número era 20, entonces después podría decir que él decía construiremos el muro pero que en realidad el muro era virtual, o quizá diga que su meta era hacer grande a América otra vez, pero que su grandeza está en todo menos en la economía.

Lo cierto es que el plan fiscal resulta ambicioso, y de realizarse e implantarse mostrará una nueva tendencia fiscal, podría funcionar, es más, sus creadores están seguros que así será, sin embargo vale la pena preguntarse, si era así de sencillo… ¿Por qué no se había hecho antes?

Lo propuesto rompe esquemas, y aunque los aún socios comerciales digan que cada país contará con su esquema fiscal independiente, de aprobarse por el Congreso de los Estados Unidos el replanteamiento fiscal, generará presión al menos en los esquemas fiscales de México y Canadá; por lo que ya analizaremos las reformas espejo en el futuro.

 

Similar posts