Miercoles, 18 de Octubre de 2017, 06:03 AM
Home » Opinión » Se acabaron los buitres

Se acabaron los buitres

 

buitres_argentina_eu

“La diplomacia es el arte de conseguir que los demás hagan con gusto lo que uno desea que hagan.”

Dale Carnegie.

Después de más de una década con problemas económicos, y de un cambio radical en el gobierno, Argentina logra una de las negociaciones más importantes, un acuerdo con los “holdouts” o también denominados fondos buitre.

Cuando Argentina declara hace algunos años que no puede pagar su deuda soberana, le vienen serios problemas económicos y una falta de confianza por parte de los inversionistas, con la mayoría logró un acuerdo muy conveniente, sin embargo hubo un pequeño porcentaje que luchó en todas las instancias que les fue posible, logrando obtener una victoria en un tribunal de Nueva York, y con ello se congelaron los fondos del país, dinero con el cual se pensaba hacer frente a diversos compromisos, la presión fue mucha, el gobierno de Cristina Fernández incluso publicó un desplegado en un importante diario de los Estados Unidos, haciendo mención al abuso por parte de la medida, pero nada prospero, el dictamen legal prevaleció y Cristina incluso dejó de ser presidente de Argentina.

Llegó el turno de gobernar a Mauricio Macri, quien en sus promesas de campaña prometió una Argentina diferente, dinamizada, con empleo, crecimiento, y todo aquello que se desea para que un país esté en la mejor condición, y recientemente llega lo que para muchos era lo no negociable, un acuerdo con los poseedores de los bonos que han causado la inmovilización de su dinero, un arreglo con los fondos buitre.

La negociación habla de que el país pagará a los poseedores de bonos un importe de 4,653 millones de dólares antes del 14 de abril, en efectivo, lo que implica que al final de todo este episodio, estos fondos obtendrán condiciones muy satisfactorias con respecto a la recuperación de su inversión, pues se estima que la misma ha obtenido un rendimiento del mil por ciento con respecto a la cantidad en la que ellos obtuvieron estos bonos, lo que en términos nominales es recuperar el 100 por ciento del importe de los bonos más un 75% de interés. Lo anterior de la forma en que se vea, es un excelente negocio para estos inversionistas.

En lo que se refiere al gobierno de Macri, se considera que este acuerdo bien se puede interpretar de dos formas, la primera implica que se doblegó la postura del país con respecto a sus acreedores, y que los mismos han vencido al conseguir un premio sustancial sobre su inversión;  la segunda es que la negociación era necesaria para que la imagen de Argentina cambie ante los mercados financieros, pues el pago que se hará ante los poseedores de los bonos se obtendrá de la emisión de bonos ante el mercado financiero, estableciendo condiciones que dan plena seguridad a los inversionistas de que el país hará honor a su compromiso de pago, la garantía es amplia con respecto a la obligación.

Argentina sigue dando señales que indican el arreglo de sus principales dificultades, con lo que pretende convertirse en una excelente opción para la inversión extranjera, lo que sin duda afectará a sus vecinos, pues ahora hay un nuevo lugar a contemplar para dirigir la inversión. Argentina está haciendo lo suyo, busca una economía sin dolor.

Similar posts