Martes, 17 de Octubre de 2017, 05:14 PM
Home » Opinión » Victor Muro » ¿Se van o se quedan?

¿Se van o se quedan?

Economía sin Dolor



¿Se van o se quedan?
Por: Victor Luis Muro Salinas.



Me parece que me matan un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar.”

José Martí.

La historia documenta que la Revolución Cubana originó diferencias profundas entre Estados Unidos y Cuba, situaciones que algunos han considerado como justas y necesarias, otros simplemente las ven como un atentado a los Derechos Humanos.

Si usted analiza este tema partiendo de la década de los años 50 hasta el presente, observará que ambas partes tienen mucho que contar, y que lo que en un momento ha sido injusto, hoy parece ser justificado; dar la razón a una de las partes es tan complejo como discutir si un homicida tiene derechos humanos, los cuales deben ser respetados.

Muchos años han pasado desde el triunfo de la Revolución Cubana, de aquellos discursos memorables del Comandante Fidel Castro, del embargo económico a la isla, de la huida de sus habitantes principalmente con rumbo a los Estados Unidos, de las diversas historias de supervivencia en el denominado “periodo especial”, de la crisis de los misiles, etc., pero parecía que recientemente las relaciones habían cambiado.

Los últimos años para Cuba han sido distintivos, su apertura es incuestionable, y el cambio en las principales ciudades y en sus habitantes es notorio, por lo que incluso la política de la anterior administración americana fue la de contar con una relación más estrecha, disminuir en lo posible las regulaciones del embargo, e incluso cambió su oficina de representación por la denominación de embajada, facilitó los viajes de los ciudadanos americanos a la Isla, pero… todo podría cambiar.

Con la actual administración en Estados Unidos, todo lo hecho anteriormente es cuestionable, así que entre ello se encuentra el tema de las relaciones de todo tipo con Cuba, situación que se convierte en un tema de interés.

Por un lado el Presidente Americano se puede decidir endurecer la política hacia la Isla, sin embargo ello le podría causar diferencias con la amistad que mantiene con el Presidente Ruso Vladimir Putin, además de causar un camino más complicado para una posible inversión comercial por parte de las de las empresas Trump, por supuesto tomando en cuenta de que el acercamiento comercial sería posterior al periodo presidencial del magnate neoyorquino, para evitar un posible conflicto de intereses.

Si decide continuar con la política actual o incluso otorgar más beneficios a Cuba, podrá contar con un camino hacia la isla mucho más cómodo a nivel empresarial, sin embargo entrará en un gran conflicto con los votantes de Florida, los cuales son considerados como un bloque muy fuerte y duro en contra de lo que fue y es el Régimen de Fidel Castro.

La situación en consecuencia no es una decisión sencilla, pues el Presidente Trump debe decidir si se van o se quedan las medidas que se han aplicado a Cuba en los últimos años; pero deberá tomar en cuenta que en Cuba los inversionistas están cambiando la Isla, la cual se encuentra en una posición geográfica muy cercana a los Estados Unidos, y esa cercanía implica tratar diversos temas que incluso son de seguridad nacional. ¿Será que Trump será quien más ayude a Cuba a lograr una Economía sin Dolor?

Similar posts