Lunes, 12 de Noviembre de 2018, 02:19 PM
Home » Opinión » Victor Muro » ¿Y los  culpables?

¿Y los  culpables?

Economía sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“No hay personas inocentes; cuando uno no es culpable de un crimen, es indefectiblemente culpable de una falta.”

José Saramago.

Muchos se ha platicado sobre el hecho de que toda decisión tiene su consecuencia, y en economía es prácticamente indiscutible, por lo que hoy comienzan a mostrarse algunas consecuencias importantes de las decisiones que se han tomado.

Las reglas de la economía parecen haberse quebrantado al finalizar el periodo del Presidente Barak Obama, y con el ascenso de Donald Trump la manera de promover la economía de Estados Unidos y del mundo cambió, el denominado “Make America Great Again” podría ser recordado como el parte aguas de la economía prudente y sana en comparación con los resultados que logró y causó su promotor.

Los días negros en la bosas del mundo regresaron recientemente, y con ello las enormes pérdidas de los grandes capitales, la disminución inevitable de los valores de mercado que originan la falta de confianza e incluso el medio en los inversionistas, un ajuste que no es más que el resultado de la falta de acuerdos en el entorno económico mundial.

Para los grandes capitales la situación es clara, han perdido un gran monto en el valor de mercado de sus fondos y empresas, lo que debe tener un efecto en su operación; dicho de otra manera los presupuestos han sido modificados, y consecuentemente si hay menos dinero, los proyectos a realizar deberán ser discriminados y hasta reducidos.

Para los inversionistas pequeños de los mercados de valores, las consecuencias de la fuerte pérdida suele ser destructiva, pues no hay manera de recuperarse pronto del  daño económico, e incluso puede ser que hayan perdido toda la riqueza que han acumulado en su vida, cantidad que se ha acumulado producto de intenso trabajo a través de los años, por ello es prácticamente imposible recuperar lo perdido.

El resultado de la reciente pérdida de valor de la mayoría de las bolsas en el mundo traerá consecuencias que aún no se pueden evaluar, sin embargo, no importante los efectos, es importante analizar lo que origina lo sucedido, las causas.

La falta de acuerdos entre los gobiernos, la ambición excesiva de muchos de ellos, la incomprensión de los gobernantes de la realidad de los habitantes del mundo y el riesgo en el que se encuentran, la falta de respeto a las leyes naturales, y muchos otros aspectos han dividido a los ciudadanos y a su forma de pensar: los que quieren vivir el hoy y los que quieren vivir y heredar algo mejor.

Pero cuando las personas que no comprenden la situación de forma integral llegan al poder, las consecuencias son simplemente impredecibles, y las economías sin dolor inalcanzables, los modelos de gobierno están fallando, y no se encuentra una respuesta para procurar la creación y no la destrucción.

La baja sorpresiva de las bolsas es una destrucción de riqueza, que perjudica a muchas personas, pero, aunque a usted le parezca difícil de pensar, beneficia a otras. Es necesario cambiar y comprender mejor la economía mundial.

Similar posts