Viernes, 23 de Agosto de 2019, 11:15 PM
Home » Sin categoría » Aguacates de sangre y productividad

Aguacates de sangre y productividad

LA TERTULIA

por Armando Enríquez

México es el primer productor en el mundo de Aguacates muy alejados la producción aguacatera de nuestro país se encuentran República Dominicana, Colombia, Perú e Indonesia. Al interior del país la producción se centra en Michoacán básicamente con producción mucho menor se encuentran Jalisco, El Estado México, Guerrero y Chiapas. Michoacán es el único estado autorizado para exportar aguacates a Estados Unidos. El año pasado la exportación de aguacates alcanzó un ingreso mayor a 2, 900 millones de dólares.

La historia del aguacate está relacionada directamente con la historia de México y el nombre con el se le conoce en español surgió en las regiones prehispánicas que hablaban náhuatl. Ahuacatl significa “testículo” de acuerdo con la mayoría de los estudiosos del antiguo idioma. El aguacate es sin duda, en el centro del país un referente a muchos platos gastronómicos y el guacamole que llena los platones de los norteamericanos que hunden sus totopos en la salsa mientras ven el Superbowl. El comercial de los productores michoacanos durante el evento deportivo se ha convertido en una tradición desde hace ya varios años y muchos años se ha encontrado entre los que se consideran los mejores comerciales y de los más graciosos que se transmiten durante el juego.

La producción de aguacate se exporta principalmente a Estados Unidos, Japón y Canadá. Lo que ha significado el incremento en el precio de la fruta en nuestro país. Pero también ha creado enormes fortunas sobre todo en Michoacán. Lo que tiene como consecuencia que las fincas aguacateras sean objetivo de las mafias del poder y del crimen organizado, ya desde 2014 el New York Times habló de los “aguacates de sangre” y junto con las huertas de limones fueron una de las causas del surgimiento de los grupos de autodefensa que reinstalaron por uno meses en 2013 la paz en tierras michoacanas y las cuales Peña Nieto desmanteló a fuerza de encarcelar a los líderes ciudadanos e imponer a un corrupto comisionado, Alfredo Castillo, que aseguró el regreso de la violencia a Michoacán y al que nadie se ha atrevido a señalar por el daño que hizo a Michoacán.

Los Caballeros Templarios en su momento hicieron de los agricultores de aguacate y de las fincas una de sus mayores entradas de dinero. Historias acerca de cómo el aguacate se relacionaba con secuestros, asesinatos y extorsiones por parte de este y otros grupos criminales recorrieron las diferentes páginas de diarios del mundo siguieron el ejemplo del New York Times terminaron por acuñar el término “Aguacates de Sangre” y convertirlo en su momento en un tema mundial, de la misma manera que se ha hablado en diferentes ocasiones de “Diamantes de Sangre” o del “Chocolate producto de la esclavitud”.

Llamado “El Oro Verde”, el aguacate ha enfrentado presiones de diferentes sectores internacionales para limitar o eliminar su consumo. A finales de 2018 un reconocido chef irlandés, JP McMahon, dueño de la menos un restaurante que ostenta estrellas Michelin, ha pedido dejar de consumir los aguacates mexicanos por ser aguacates de sangre y además acabar con los ecosistemas de Michoacán pues, últimamente se demostrado que la tala de árboles de la región para ampliar las fincas aguacateras que han crecido en 200% en la última década. Algunos restaurantes en Inglaterra e Irlanda han dejado de servir platos con aguacate, como una forma de protestar.

El precio del aguacate al interior de México, lo ha convertido de un producto popular a un producto casi de lujo. Hace menos de un mes con la crisis de abasto de gasolina y ante la inminente celebración del Superbowl LIII, la preocupación de los productores de que su producto no llegara a los Estados Unidos fue una de las presiones para el presidente López Obrador y por otro lado el precio en los mercados nacionales bajó para evitar mayores pérdidas que las que se esperaban. Afortunadamente, al final la exportación de aguacate para el pasado Superbowl logró romper su récord anterior con 121 mil toneladas, 21 mil toneladas más que el año anterior. Sin embargo, el horizonte para los aguacateros no se pinta del todo claro, el gobierno de Silvano Aureoles ha permitido el regreso de grupos criminales que amenazan y piden cuotas a los empresarios aguacateros.

El reto para el gobierno de López Obrador consiste en apoyar a los productores de aguacate a limpiar su imagen en ciertos mercados europeos, un presidente y un gobierno que no cree en el comercio exterior. Aunque lo cierto es que con la cantidad que los productores ganan, ellos deben ser los que propongan la campaña y el gobierno el que promueva estas campañas por el mundo, sobre todo ahora que se ven nubes negras en el horizonte para algunos productos nacionales de exportación como el jitomate. La ventaja del aguacate es que nadie más en el mundo hasta ahora lo produce en la cantidades que se hace en Michoacán, pero como siempre todo puede cambiar y voltearse, siempre hay países dispuestos a llenar los huecos en exportación que otros dejan.

 

Armando Enríquez Vázquez

@cernicalo

Similar posts