Sabado, 21 de Septiembre de 2019, 10:44 AM
Home » Mundo » América del Norte » 9/11. Catorce años

9/11. Catorce años

Era una mañana despejada. 

La tranquilidad habitual de una mañana ocupada en Nueva York había sido interrumpida. 

Una supuesta avioneta se había estrellado en una de las Torres Gemelas del World Trade Center. Eran las 8:46 de aquel 11 de septiembre del 2001.

Los medios comenzaban a llegar . El helicóptero de la televisora local ya tenía enfocado el hueco humeante en la Torre Norte del WTC. 

Foto: Especial

En la redacción teníamos un suceso. Era eso. Como no había reporte de víctimas, era casi una curiosidad. 

La policía ya rodeaba la zona. Los bomberos se aprestaban para sellar el área. Los medios ya habían instalado sus cámaras hacia la zona del supuesto accidente. 

Y si, era curioso. Extraño. El piloto tendría que haber venido borracho o algo así. ¿Estrellarse en las mundialmente conocidas Torres Gemelas de Nueva York en una mañana absolutamente despejada? ¿Qué clase de piloto era? 

En esas elucubraciones andábamos, cuando la respuesta a nuestras interrogantes llegó por avión. 

Cuando los ojos del mundo ya se posaban en aquellas emblemáticas torres, vino el segundo avión y se estrelló con toda la fuerza y deliberación en la segunda torre. Una bola de fuego y humo rodeó la Torre Sur. 

Foto: Especial

Todos lo vimos en vivo y en directo. Aquellos largos segundos en reaccionar que diablos estaba pasando. Parecía haberse estrellado en cámara lenta . Después, todo fue vertiginoso, todo fue histeria colectiva.

Los medios norteamericanos cambiaron la narrativa ipsofacto. America Under Attack. (EEUU Bajo Fuego) Tienen el ADN de la guerra, y su país se encontraba en medio de un ataque. Como Pearl Harbor, pero en tiempos de supuesta paz. 

Pero ¿qué clase de ataque era? ¿ Los misiles eran Boeings 777 de American Airlines? 
El ataque se confirmaría con el tercer avión estrellado en el Pentágono, del que llegaban fotografías, imágenes. 
En aquel entonces no había smart phones, no había redes sociales. La histeria estaba en las calles, en los televisores. 
La redacción empezó a arder. La cabina de radio también . Era una locura. Los cables llegaban de todos lados, unos precisos , otros descabellados. 

Se llegó a decir que habían atacado a la Casa Blanca, que el Presidente de EEUU (George Bush Jr) había muerto. Todo era confusión. 

Nada de eso. El Presidente había sido informado en un evento en una escuela de Florida. El Vicepresidente Dick Cheney conducía el gabinete de emergencia desde el búnker de la Casa Blanca, mientras Bush volaba de regreso a Washington desde Florida. El alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani ya se encontraba en la zona.

Otro avión se había estrellado en Shanksville, en el oeste de Pennsylvannia
Iba dirigido a la Casa Blanca, pero los mismos pasajeros secuestrados lo habían desviado, con todo y los terroristas dentro, para estrellarlo en un paraje no muy lejano de su objetivo original. La historia oficial tomaría esta versión y su lugar es la gloria de los héroes. 

Mientras, en el WTC se vivían momentos de intenso dramatismo. Ambas Torres humeaban. Dentro era un infierno. Imágenes de gente que se tiraba al vacío, desde lo alto de alguna de las torres. 

 

Foto: Especial

 
Preferían morir instantáneamente del impacto contra el suelo, que morir calcinados dentro de la torre. 

De pronto, todo se derrumbó, como dice la canción. La Torre Norte se vino abajo, ya que había sido afectada por la mitad, reblandeciendo sus estructuras por el calor. Después , la segunda torre caería, frente a la mirada atónita de los neoyorquinos y el mundo. 

 

Foto: Especial

 
Las Torres Gemelas, emblema del poderío del gigante, que había sido herido en su epicentro financiero. 
Una nube de polvo cubrió el distrito financiero neoyorquino. 

Foto: Aviation Monitoring Institute

Habían muerto 2983 personas en una mañana despejada. 



El peor atentado terrorista de la historia de la humanidad, atribuido a la organización radical islámica Al Qaeda, liderada por Osama Bin Laden. El mismo reivindicó el ataque. 

Después vino la invasión de Afganistán para desmantelar el régimen del Talibán, santuario de Bin Laden. 

Un par de años después, vino otra guerra. La de Irak, que acabó con el régimen de Saddam Hussein

Miles murieron. Bin Laden fue eliminado diez años después, en mayo del 2011, por un comando especial SEAL de los Estados Unidos, en operación secreta en una localidad paquistaní llamada Abottabad, a 120 km de Islamabad, la capital. 

El tiempo pasó, impecable. El recuerdo no morirá jamás. Catorce años 

Similar posts