Viernes, 23 de Agosto de 2019, 05:52 AM
Home » México » Así va la agenda con EEUU. México evalúa tomar represalias

Así va la agenda con EEUU. México evalúa tomar represalias

El gobierno mexicano evalúa la posibilidad de tomar represalias ante la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a productos mexicanos, aseguró la titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez Colín.

Desde Washington, D.C., en donde una comitiva mexicana busca hallar posibles salidas en favor de la competitividad de Norteamérica, la funcionaria dijo que se tienen varios caminos a seguir para hacer frente a la medida anunciada por Donald Trump.

Cabe destacar que el presidente estadounidense advirtió que se aplicarían aranceles iniciales de 5.0 por ciento a bienes importados desde México a partir del próximo 10 de junio y llegarían hasta 25 por ciento en octubre próximo, “hasta que se resuelva el problema de la migración ilegal”.

Márquez Colín refirió que México podría recurrir a los organismos multilaterales, aunque “tienen un ritmo probablemente menos efectivo”, e imponer represalias o el carrusel. “Estamos evaluando esas posibilidades, nos estamos preparando”.

Sin embargo, confió en que esa medida no sea necesaria. “Sabemos y confiamos que la diplomacia, que estas acciones de persuasión y convencimiento para trabajar en mantener esta integración productiva y comercial funcionen”.

En esa posibilidad se debe hacer un planteamiento estratégico para considerar varios aspectos de esta relación comercial, que se ha fortalecido desde 1994 con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“(Esto) porque nosotros no queremos usar los aranceles para dañar las cadenas de valor, la creación empleos o la inversión, sino queremos que el libre comercio prevalezca en América del Norte”, remarcó.

Márquez Colín reiteró su posición respecto a volver más competitiva la región de América del Norte frente a otros del mundo, como se manifestó desde que iniciaron los trabajos para modernizar el acuerdo comercial junto con Canadá.

“Estamos seguros que, una vez que sea ratificado (el nuevo instrumento comercial), tendremos todos que caminar hacia el fortalecimiento de la economía de América del Norte, que tiene todo para ser competitiva frente al resto del mundo”.

Ello porque la imposición de gravámenes de 5.0 por ciento y hasta un umbral de 25 por ciento sí traería afectaciones a la integración económica de Norteamérica y, sobre todo, a los consumidores, aseguró.

No obstante, ante la medida que causó el desplome de los mercados financieros en todo el mundo, la titular de la SE pactó una reunión con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, para este lunes con el fin de buscar una solución al problema de aranceles.

Los límites a la negociación son la dignidad del país: Canciller Ebrard

Mientras tanto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, aseguró que los límites de la negociación de México con Estados Unidos los impone la Constitución, la política migratoria con los compromisos firmados en Marrakech y la dignidad del país.

Subrayó que la propuesta de México para enfrentar esta situación es trabajar con Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional, en particular con los países involucrados en el tránsito y origen migratorio con el objetivo de reducir la migración forzada por la pobreza y la violencia.

El objetivo final, abundó, es impulsar el desarrollo económico de Honduras, El Salvador y Guatemala, con la convicción de que sólo con este esfuerzo se atenderán las causas que obligan a la migración y se brindará una solución integral al problema.

En conferencia de prensa, expresó que de concretarse la imposición de aranceles al país, habría inestabilidad económica, lo que significaría reducir la capacidad de México de ofrecer alternativas de empleo para los migrantes que ingresen al país.

Por ello, insistió, México está dispuesto a trabajar con Estados Unidos para aborar temas comunes, partiendo de la profunda relación de amistad que prevalece en ambas naciones, y con la pretensión de que sus gobiernos continúen siendo amigos y socios.

Aseveró que en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tienen fe en el diálogo y la política, como un instrumento para evitar confrontaciones costosas e innecesarias, de tal manera que creen en la posibilidad de llegar a acuerdos en asuntos donde los enfoques difieren.

 

“Nuestra dignidad como mexicanos se fundamenta en varios pilares y en el actuar a partir de principios profundamente arraigados en la Constitución y convicciones políticas”, agregó.

Por su parte, el subsecretario de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade Kuri, informó que hoy en día la relación comercial entre ambos países alcanza los 350 mil millones de dólares, de tal manera que la primera aplicación de los aranceles afectaría el intercambio en unos 17 mil 500 millones de dólares.

 

A su vez, el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, indicó que con la imposición de aranceles a México, en el sector agropecuario las pérdidas serían de mil 410 millones de dólares, es decir, 130 millones de dólares diarios, que impactarían a ambos países, en particular a los consumidores.

Comentó que en 2018, el intercambio comercial en el sector fue de cuatro mil 750 millones de dólares, donde México provee de manera fundamental.

En tanto, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, sostuvo que durante estos años de intercambio comercial se logró la integración comercial y productiva, construyéndose una relación que toma lo mejor de los dos países par hacer de esta región la más competitiva de la tierra.

Declaró que una vez ratificado el nuevo tratado “debemos caminar hacia el fortalecimiento de ese comercio para seguir siendo el mercado más competitivo del planeta”.

 

“Queremos que el libre comercio permanezca en América del Norte”, añadió la  funcionaria federal🔵

Notimex/ Foto: SRE, COLÍN

Similar posts