Miercoles, 18 de Octubre de 2017, 04:51 PM
Home » Opinión » Fernando Oscar García » Claves para entender el conflicto independentista en Cataluña

Claves para entender el conflicto independentista en Cataluña

Es absurdo crear nuevas fronteras. Hay que hacer todo lo posible por eliminarlas, no fomentarlas”.Denis Villeneuve, Director de Cine.

 

El número total de países que hay en el mundo es un tema de intenso debate. Algunos gobiernos y organismos internacionales reconocen a más de 200, pero tomando como criterio los que poseen plena representación en la ONU, serían 193. Para tener dimensión de cómo se fueron fragmentando los estados con el correr del tiempo hay que tener en cuenta que al término de 1945, año de su fundación, la ONU tenía apenas 49 miembros, una cuarta parte. En 1991, después del proceso de descolonización en Asia y África, pero antes de la desintegración de la URSS, ya eran 158. La disolución del bloque soviético implicó la creación de una veintena de países en sólo dos años, elevando la cuenta a 183. En los últimos 24 años se sumaron los diez restantes.

Cataluña es un territorio español situado en el noreste de la península ibérica. Actualmente, la palabra Cataluña se emplea habitualmente para referirse a la comunidad autónoma del mismo nombre situada en España.

Cataluña sufrió especialmente la dictadura que controló el destino de España hasta la muerte de Franco, en 1975. Además de suprimir todas las libertades civiles y políticas, y de derogar todas las instituciones autonómicas, el régimen reprimió con particular encono la cultura catalana. Por ejemplo, se prohibió la enseñanza y el uso del catalán, y se impuso el castellano como única lengua.

Cataluña volvió a tener en 2006 un Estatuto de autonomía, norma suprema a nivel regional, que fue aprobado por el Parlamento español. El texto recogía parte importante de las demandas autonomistas de la dirigencia catalana. No obstante, el Partido Popular (PP) de Rajoy pidió que se lo declare inconstitucional. El 28 de junio de 2010, en un fallo dividido, el Tribunal Constitucional declaró la inconstitucionalidad de 14 artículos. Los catalanes expresaron su rechazo con masivas movilizaciones en los días siguientes. Así comenzó el conflicto que fue escalando hasta estallar en la crisis actual.

 

Pero, ¿por qué quieren independizarse de España cientos de miles de catalanes?

Los catalanes tienen todo el derecho a pedir una mayor autonomía en su gobernanza. En el fondo, nada ni nadie, puede detener la voluntad de un pueblo a autogobernarse.

 

Desde hace años, Cataluña venía pidiendo que España reconociera su calidad de nación y más facultades para su gobierno autonómico. Después de negociaciones con el gobierno central de Madrid, se logró sacar un nuevo Estatuto que resolvía, por lo pronto, el tema. Dicho instrumento fue votado mayoritariamente por todos los españoles en un referéndum ratificado por el Parlamento.

 

Sin embargo, el Partido Popular, que tiene raíces en el franquismo con una fuerte dosis de nacionalismo español, presentó una demanda en contra del Estatuto al considerarlo inconstitucional en muchos de sus puntos. El Tribunal Constitucional les dio la razón y echó para atrás el Estatuto.

 

Ante esto, todas las organizaciones nacionalistas catalanas que quieren la independencia de España, se unieron y ganaron en 2015, las elecciones de Cataluña. Tienen mayoría en el Parlamento local y controlan el gobierno autonómico.

 

Los nacionalistas catalanes llamaron a un referéndum el primero de octubre para consultarle a la población si querían o no la independencia de España. El problema es que la Constitución española no permite este tipo de ejercicios de democracia directa.

 

La añeja tensión alcanzó su punto más álgido cuando la policía utilizó la fuerza para dispersar a los votantes de un referéndum sobre el cual el Tribunal Constitucional de España había ordenado que se aplazara mientras valoraba su legitimidad.
Dos días después de los disturbios ocurridos en Cataluña, el rey de España reapareció para dar un mensaje a todos los españoles ante el desafío independentista lanzado por el Gobierno de la Generalitat. Desde su despacho, Felipe VI denunció la “deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado” de los dirigentes catalanes.

 

El diario británico Financial Times calificó de “equivocación” la convocatoria del referéndum ilegal y señala que a una eventual declaración de la independencia de Cataluña le faltaría “validez y legitimidad política” y recibiría una respuesta fría por parte de Estados Unidos y de los aliados europeos de España.

 

El Presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, aseguró en entrevista para la BBC que

declararán la independencia de España “en cuestión de días”.

 

El Tribunal Constitucional español ha dejado sin efecto la sesión del Parlamento catalán prevista para este lunes 9 de octubre y en la que había posibilidades de una declaratoria unilateral de independencia.

 

Sobre la mesa del gobierno está la posible aplicación del artículo 155 de la Carta Magna para que el Estado asuma algunas competencias de la Generalitat, entre otras medidas.

 

Bruselas tomará la palabra y su decisión será clave. Si el Parlamento Comunitario le dice a Cataluña que su posición quedará en el limbo en caso de que declare la independencia de manera unilateral, Puigdemont no podrá declararla.

No lo haría porque la Unión Europea es un ente supranacional con el que Puigdemont no quiere reñir. Es Europa un equilibrio para Cataluña. En 1986 España le cedió soberanía a la UE. Una noticia agradable para Cataluña porque la concentración de poder terminó con la Constitución del 78 a través de los Estatutos autonómicos. En el 86, otro pedazo de soberanía fue entregado a Bruselas.

Europa tiene la clave.

 

Una de las razones por las que el Brexit triunfó en Reino Unido fue porque la gente votó basada en sentimientos y no en realidades fácticas. La realidad es que la separación para Cataluña tendría gigantescas consecuencias económicas y políticas. Es legítimo que alguien dé prioridad a sus emociones, pero antes se debe aclarar lo que esto implica.

 

¿Quién ganará? Ninguno de los dos; España tendrá dos opciones:

La Primera invadir la región militarmente, declarar un Estado de excepción y reprimir a la población. Terrible.
La Segunda permitir la independencia de Cataluña y abrir la puerta para que los vascos hagan lo mismo. Pésimo.

 

España perdería un territorio importantísimo y los catalanes se quedarían aislados de sus ex-compatriotas, de Europa y del mundo.

 

Apenas son suficientes mil años para formar un Estado, pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo”

Lord Byron, Poeta Inglés.

Foto: CataloniaW

Similar posts