Lunes, 16 de Octubre de 2017, 10:44 PM
Home » Mundo » América del Norte » Clinton deja ir vivo a Trump

Clinton deja ir vivo a Trump

Hillary Clinton dejó ir vivo a Donald Trump en el segundo debate presidencial llevado a cabo en lamUniversidad de Washington, en San Luis Missouri.

Y es que la demócrata llegó a ese debate con suficiente parque para acabar, aplastar a Donald…pero no lo hizo. 

Tenía por un lado el escandalazo que supone las declaraciones del candidato en las que, a los sesenta años de edad( hace 10) se refiere a las mujeres casi de manera delictiva ( describió un práctico acoso) 

También llegó Trump a este debate en medio de un cisma al interior del partido republicano, en donde ya hay una larga lista de líderes del GOP que han anunciado que abandonan a Trump. 

A pesar de estas municiones, Hillary lo dejó ir. 

El debate comenzó tenso, pues ni se dieron la mano al principio. Trump abrió fuego sin disculpas, asegurando que Clinton es la que tendría que disculparse por “haber borrado 33 mil mails” sobre la investigación del uso de un servidor público para asuntos de estado.

“Si fuera mi mandato, estarías en la cárcel” espetó.

Todavía se dio el lujo de cínicamente afirmar que el respetaba “tremendamente” a las mujeres, y que lo suyo son solo palabras, y lo de Bill Clinton son acciones, acusando al expresidente de haber hostigado mujeres, llevando dos presuntas víctimas. 

Hillary, aunque pudo incluso burlarse de su cinismo, le respondió con elegancia “Como dice Michelle Obama, mientras ellos van por lo bajo, nosotros vamos más alto”

Lo dejó ir. 

En el debate se habló de impuestos, Siria, Rusia, sistema de salud, refugiados, minorías. 

La dinámica fue la de que Clinton opinaba del tema, decía su estrategia para enfrentar los problemas y Trump la criticaba, o criticaba lo que no había hecho en 30 años de servicio público…pero no ofrecía lo que él iba a hacer como presidente. 

No obstante, Hillary no hizo patente esa dinámica y lo volvió a dejar correr. 

Al final, alguien preguntó y solicitó a ambos candidatos que dijeran algo positivo uno del otro. 

Hillary aseguró no estar de acuerdo en nada de lo que Trump hace y dice, pero que sus hijos son leales. El, sorprendentemente, calificó a Hillary de “Guerrera’ y que no se rendía. 

Al final se dieron la mano. 

Según analistas, a pesar de que la demócrata lo dejó correr por la pradera, obtuvo 57% favorable, contra 34% de Trump, según la encuesta CNN.

Similar posts