Lunes, 11 de Noviembre de 2019, 04:14 PM
Home » Opinión » Ciro Di Costanzo » Culiacán y el CAOS

Culiacán y el CAOS

LA CANICA AZUL 🔵

Por Ciro Di Costanzo

No es que en México estemos en la era de las cavernas, ni mucho menos en materia de seguridad.

En nuestro país se han llevado a cabo operativos exitosos que acaban con la detención de grandes capos del narcotráfico y del crimen organizado, decomisos, desmantelamiento de rutas de trasiego de drogas, o redes de extorsión y cobro de piso.

Tan solo esta semana se realizó un exitoso operativo en Tepito, que culminó con la detención de 31 mandos del Cártel Unión Tepito, y cuantiosa cantidad de armas y drogas, operación ejecutada a precisión por policías capitalinos y la Marina Armada de México.

La captura del mismo Joaquín El Chapo Guzmán, es una prueba de ello. Se le ha capturado no una, sino tres veces, habida cuenta de la fuerza de su organización, mostrada con creces en Culiacán.

No obstante, ¿Que pasó entonces recientemente en la capital de Sinaloa, en donde un operativo de gran envergadura terminó en un desastre que nos exhibió en público, a un ridículo de nivel internacional?

Pasó que fue ejecutado por un gobierno que no ha podido dominar el caos que reina en su gobernanza.

En primer lugar, el mismísimo Presidente de la República y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas argumenta que “No fue informado”.

Ah caray ¿No? Si esto fuese cierto, entonces ¿Para que sirven las reuniones diarias a las seis de la mañana del Gabinete de Seguridad con el Presidente en Palacio Nacional?

¿De que platican? ¿Del clima? Un caos.

Después, el Presidente estuvo incomunicado no menos de dos horas, por insistir en la ausente necesidad de trasladarse en la fila 27 de un avión comercial.

Perdóneme, pero un Presidente que gobierna un país como México, debe estar informado y comunicado a toda hora, hasta en el baño.

El Mandatario ha repetido que “se debe atajar la inseguridad con inteligencia, sin patear el avispero a lo tonto”.

Aquella tarde en Culiacán fue justamente lo que se hizo: patear el avispero a lo tonto.

¿De donde salió la “inteligencia” para “planear” el operativo? Ya no existe el CISEN. ¿Cómo se elabora ahora la inteligencia para la seguridad nacional?

Este crítico activo estuvo ausente todo el tiempo. Se ejecutó el operativo a plena luz del día, cuando las calles estaban llenas de gente, e incluso hasta trafico había. ¿Acaso no era posible hacerlo de madrugada? Ahí si se puso en riesgo innecesario a la gente.

Si ya se planeó detener a uno de los lideres del Cártel más peligroso de México ¿En serio llegaron 350 blindados a detener a Ovidio Guzmán sin una orden de cateo? No, inadmisible, ¡Un caos!

Minutos después de semejante desastre, se filtró la Foto de Ovidio Guzmán, y la información de que era buscado con fines de extradición. ¿A poco este gobierno no ha querido aquilatar la experiencia de una década de combate contra las cabecillas criminales? ¡Eso no se informa hasta que ya está en pleno vuelo a EEUU!

Mientras eso sucedía, los sicarios se organizaron, bloquearon accesos a la ciudad, quemaron vehículos, e incluso liberaron a 55 reos de la prisión local, a quienes dieron arma y fuego para que los ayudaran a sembrar el caos. Un desastre.

El Secretario de Seguridad ha dicho que desplazarán la seguridad privada de instalaciones estratégicas. ¿Porqué entonces la zona habitacional en donde viven las familias de los soldados en Culiacán, estaba resguardada por escasos elementos de seguridad privada?

¿Neta no pensaron que fuese un lugar estratégico, o que habría que proteger o desalojar la zona para evitar lo que al final fue la extorsión que dobló al Presidente?

El resultado no solo fue caótico, sino que sentó un precedente peligrosísimo: El gobierno se hincó ante el poderío del crimen. Fueron a capturar a un delincuente, y liberaron a 56 criminales con su negligencia. Peor, imposible.

Al día siguiente, el Cártel de Sinaloa se dio el lujo de emitir un boletín de prensa con su posición, ubicarse como el garante de la seguridad de los culiacanenses (¡En serio!) y emitir una conferencia de prensa en CDMX, en donde agradece al Presidente y fustigan …¡A los Fifis! Inenarrable.

La Marina, con amplía experiencia, fue marginada, los Altos Mandos militares no estaban debidamente informados, y cómo expresó el General Secretario Sandoval, la operación fue insuficientemente planeada.

Y a los civiles solo se les ocurre echar bajo el autobús al glorioso ejército, que cumplió con el objetivo, a pesar de las descabelladas órdenes, y resistió horas el embate de unos 800 sicarios fuertemente armados?

Mis respetos por las Fuerzas Armadas y al gobierno, desdeñoso de la experiencia y capacidad, debe permitir a los expertos que hagan su chamba.

Creo que esto motiva una reflexión profunda por parte de los factores de poder en la llamada Cuarta Transformación, para poder identificar con claridad quién es el enemigo, y quienes son para los que se trabaja.

En este sentido, dejar en claro que el narco, el crimen organizado, los vándalos y la corrupción son los enemigos.

No la sociedad civil, ni los contribuyentes, ni los empresarios, ni los órganos autónomos, ni la prensa.

Así empezaremos a dar un poco de cauce al caos

Similar posts