Lunes, 25 de Septiembre de 2017, 04:48 AM
Home » Slider » ¿El Club de la Esperanza?

¿El Club de la Esperanza?

Economía Sin Dolor

Por: Victor Luis Muro Salinas.
“El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.”


Federico García Lorca.
Cuando a inicios del siglo XXI se comenzó el análisis sobre la Unión de Brasil, Rusia, India y China (BRIC) como bloque económico, la esperanza de que el grupo se convirtiera en el motor de la economía mundial era positiva y sustentada.
A pesar de ser considerados países emergentes, el PIB de cada uno de ellos crecía de manera aceptable e incluso en algunos casos podría decirse hasta de manera destacada, la población sumada representaba un alto porcentaje de la población mundial, lo cual si se analiza con la perspectiva de mercado de consumo es definitivamente una atracción alentadora, y si a ello le adiciona el ingreso per cápita de cada nación, la capacidad de compra del grupo mostraba una posibilidad comercial innegable.
Para el año 2010, su potencial se mantenía a pesar de las dificultades económicas que se presentaron en el sistema financiero mundial, de tal manera que adicionaron a Sudáfrica al grupo, convirtiéndose así en los BRICS, y considerándose aún con la capacidad de ser un gran motor económico.
Como es conocido por todos, las condiciones económicas en el mundo cambiaron, los países emergentes dejaron de tener condiciones privilegiadas en los precios de las materias primas, y con la disminución de los recursos provenientes de las exportaciones los países emergentes en general comenzaron a tener dificultades financieras.
Consecuentemente los países miembros han tenido algunas dificultades a la fecha, sin embargo siguen logrando una parte importante del PIB mundial, y por supuesto una población cercana al 50% de la que se tiene mundialmente, por lo que siguen contando con factores importantes para su desarrollo, aunque ahora Brasil vive uno de sus peores momentos de corrupción gubernamental; Rusia sufre las consecuencias de las decisiones políticas de Estados Unidos, pues su conflicto con Ucrania por la posesión de Crimea no termina, y además Putin apoya al Gobierno oficial de Siria; India parece ser el único país que sigue trabajando sin contratiempos importantes; China ha disminuido su crecimiento, pero al igual que Rusia, no muestran una actitud determinante en los problemas que se tienen con Corea del Norte, pues incluso en momentos han tenido cercanía con el régimen actual; y hablar que Sudáfrica podría hacer la diferencia en el grupo sería decir mucho, ingresó al mismo, pero las condiciones no han sido lo suficientemente favorables.
Sin embargo el trabajo de los BRICS por lograr una economía alternativa y que pueda hacer un frente importante contra el dólar y el euro aún se hace poco a poco, pero son tan diversos los problemas que tienen que resolver en lo individual que comienzan a existir dudas sobre la efectividad de su trabajo.
La reciente reunión en China muestra que los trabajos siguen, que los planes financieros continúan, sin embargo, inicialmente se hablaba que se convertirían en el motor de la economía mundial en el año 2030, sólo faltan 12 años, ¿lo lograrán?
La esperanza de que generen una economía sin dolor está viva, pero pensar que lo lograrán para el año 2030 quizá sea demasiado optimista.

Similar posts